La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) publicó este miércoles los datos actualizados de la producción petrolera nacional, en los que destaca que en agosto se extrajeron 1.690 millones de barriles diarios de los cuales 13,312 barriles por día, el 0.7% correspondió a los contratos de producción compartida y licencia otorgados a privados.

El reporte del regulador difiere con el que presentó Petróleos Mexicanos (Pemex) el martes, ya que la estatal asegura que su producción fue de 1.683 millones de barriles diarios en promedio, pero el regulador desglosa que mediante asignaciones la estatal obtuvo 1.597 millones de barriles diarios y por el contrato que opera sin socio en aguas someras, Ek-Balam, otros 49,968 barriles diarios, por lo que por sí misma la empresa del Estado tuvo una producción de 1.647 millones de barriles, que son 36,000 barriles menos que lo reportado por la petrolera.

Sin embargo, Pemex tiene participación en los contratos que migraron del antiguo régimen en los campos Santuario-El Golpe, Ébano y Miquetla, además de los que se adjudicaron vía farmouts en Cárdenas-Mora y Ogarrio, donde la producción en agosto promedió 29,497 barriles diarios, por lo que aun sumando en su totalidad esta producción a la de las asignaciones de Pemex y Ek-Balam, la estatal habría extraído 1.676 barriles por día, que son 7,000 barriles diarios menos que lo que presenta la petrolera del Estado en sus estadísticas.

En tanto, la producción de 12 contratos adjudicados en la Ronda 1.3 y de siete otorgados en las Rondas 2.2 y 2.3, junto con el contrato en aguas someras Amoca-Miztón-Tecoalli de la italiana ENI, promedió 13,312 barriles por día.

Cabe destacar que, en agosto del 2019 ya se observan los 8,191 barriles diarios como aportación del contrato de ENI, lo que implica una aportación de 5.5% en los contratos petroleros, además de un incremento mensual de 51% en un mes.

kgarcia@eleconomista.com.mx