El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, manifestó su preocupación ante la decisión del Ejecutivo argentino de expropiar 51% de la petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), dejando fuera al principal accionista, la española Repsol, donde Pemex tiene una participación de 9.49 por ciento.

En breve entrevista en el marco del Foro Económico Mundial celebrado en Puerto Vallarta, Jalisco, dijo que preocupa que Argentina no respete los derechos de los accionistas, recordando que Pemex tiene intereses en Repsol, por lo que está en favor de que la presidenta Cristina Fernández reconsidere la medida.

Repsol está haciendo lo que tenga que hacer para proteger los derechos de sus inversionistas y ahí nosotros no entramos. Conforme afecten los intereses de Repsol, tendrá un efecto sobre nuestro activo , comentó.

El dirigente de Pemex realizó tal declaración luego de que en Buenos Aires se realizara la comparecencia de los ministerios de Economía y Planificación, en la cual el viceministro Axel Kicillof advirtió que el gobierno argentino no pagará a Repsol los 10,000 millones de dólares que han solicitado como indemnización por los daños que les representa la expropiación, acusando a la española de ocultar el valor real de YPF.

Jordy Herrera, secretario de Energía de México, explicó que se deberá estudiar con detenimiento y ojo clínico-jurídico los alcances y posibles consecuencias para posteriormente tener una postura más acorde con la realidad respecto del caso.

Sin embargo, el paquete accionario adquirido por la mexicana en agosto, de 56 millones de títulos que equivalen a 5% del total de Repsol, ha sufrido una devaluación de 2.44 euros por acción, ya que la transacción se realizó a un precio de 19.92 euros por título y al cierre del Ibex el lunes ya costaban 17.48 euros.

COMPETITIVIDAD EN RIESGO

El miembro de la Comisión de Energía del Senado, Juan Bueno Torio, expresó a El Economista el rechazo que su bancada siente ante la decisión del gobierno argentino, aseverando que una decisión como ésa afecta la competitividad regional en el sector energético y los intereses de Pemex, que deberá vigilar con mayor detenimiento sus inversiones.

Sin embargo, dijo: México debe tomar el papel de negociador entre gobiernos amigos porque se trata de un sector estratégico para la economía nacional y se debe resguardar la interacción con los actores que lo componen, tanto en términos económicos como políticos .

El legislador aseveró que en México se mantendrá la tendencia hacia la apertura a la inversión privada en el sector energético y que las acciones argentinas no afectarán a la dinámica de mercados en general.

GOLPE DE REPUTACIÓN

NACIONALIZACIÓN PUEDE AFECTAR A TODA AL: RAJOY

La decisión del gobierno argentino de expropiar 51% de YPF, filial de la petrolera española Repsol, es una decisión negativa para todos y que puede hacer daño al conjunto de America Latina, afirmó Mariano Rajoy, presidente de España.

Yo creo que es una decisión negativa para todos, desde luego para la empresa, que se ha visto expropiada sin justificación alguna ni razón económica , reprochó durante su participación en el Foro Económico sobre América Latina.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ordenó el lunes la intervención inmediata de YPF y envió al Congreso un proyecto de ley para expropiar 51% de las acciones de la compañía, todas propiedad de Repsol, que controla 57.4% del capital de YPF.

Es una decisión que rompe el buen entendimiento que siempre ha presidido las relaciones entre nuestros dos países y que, por tanto, perjudica a España y a Argentina, y siento tener que decir esto, porque lo ocurrido afecta y mucho la reputación de Argentina , agregó Rajoy.

El esfuerzo encomiable de los gobiernos latinoamericanos para hacer de la región un destino atractivo y seguro, y el comercio internacional no puede verse empañado de ninguna de las maneras por actuaciones que considero puntuales , comentó Rajoy.

empresas@eleconomista.com.mx