“La gran incógnita financiera y la más importante que tenemos en el país está relacionada con Pemex”, por lo que no hay otra alternativa más que apoyarla para que salga adelante, aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar.

Entrevistado en el marco de la 82 Convención Bancaria, destacó que Petróleos Mexicanos (Pemex) es “el principal problema financiero que tenemos en el país” y necesita capitalizarse para poder subsanar su deuda de 104,000 millones de dólares.

Resaltó que la compañía tiene indicadores hacia la baja tanto en producción como en ventas, por ello, se busca invertir en mantenimiento para poner a operar las refinerías, además, de invertir en exploración para aumentar la capacidad productiva, al mismo tiempo, es una empresa que tiene una carga financiera “impresionante” derivado del pago de interés de su deuda.

“Claro que requiere apoyo federal para poder salir de sus compromisos. Es importantísimo. No tenemos otra alternativa”, dijo el representan de los empresarios en el país.

Por otro lado, comentó que el tema de la inclusión financiera debe ser interés de todos y aplaudió que los intereses sobre este tema tanto de la Secretaría de Hacienda como del Banco de México (Banxico) y los propios bancos comerciales estén alineados.

“Nosotros lo vemos muy bien porque una de las fórmulas para poder aumentar la productividad del país es que todos tengamos capacidad de meternos al sistema financiero. Es la única manera en que podemos aprovechar el hecho de que el sistema financiero tiene suficientes recursos, lo que nos hace falta son proyectos, hay que tocar la puerta de los bancos para que nos presten dinero”, afirmó.

En ese sentido, consideró que la banca tiene suficiente dinero para financiar los proyectos del gobierno federal.