Petróleos Mexicanos (Pemex) pretende devolver al Estado 95 de los 381 campos petroleros que le fueron asignados en la Ronda Cero, reveló el director de Producción de la subsidiaria Pemex Exploración y Producción, Gustavo Hernández.

Son 95 campos que no pedimos, que nos fueron asignados en calidad de resguardo desde agosto del 2013 en todo el país y en los que no podemos frenar la producción aunque sea marginal y nos haga perder valor , explicó el funcionario en el Seminario Impactos de la Reforma Energética sobre Pemex, organizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

Para ello, será necesario que la Secretaría de Energía evalúe la solicitud realizada por la estatal petrolera, con el fin de que el Estado asuma estas áreas y las incorpore en futuras licitaciones a terceros, aseguró.

El presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados para la subsidiaria Exploración y Producción durante el 2016 asciende a 329,906 millones de pesos y es menor en 18% que el aprobado para el 2015. En tanto, detalló Hernández, para que los proyectos productivos logren el balance presupuestal con el cual la empresa podrá ejercer autonomía presupuestal (como se determinó en la Ley de Hidrocarburos de la reforma) se otorgó un presupuesto de poco más de 214,000 millones de pesos, que es 28% menor al asignado para el 2015.

Por lo tanto, la subsidiaria tendrá que desarrollar estrategias para recuperar valor, como el acceso abierto a sus ductos de transporte de líquidos –que arranca en febrero del 2016, según la determinación de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), infraestructura que según Gustavo Hernández tiene un valor de alrededor de 100,000 millones de dólares y con la cual podrán recuperar ingresos a través del arriendo a terceros.

Asociaciones, clave

Pemex Exploración y Producción también está en espera de que la CRE autorice la regulación tarifaria para que los socios de los contratos de obra pública financiada (COPF) e integrales de exploración y producción (CIEP) utilicen las instalaciones de Pemex en asociación con la estatal en la migración de sus contratos actuales a producción compartida. Los dos primeros contratos que migrarán serán el COPF en el campo Misión que Pemex tiene con Tecpetrol y Grupo R, y el CIEP en el que trabaja los campos Santuario y Magallanes con Petrofac, para los cuales Pemex tendrá participación mayoritaria, luego de la negociación realizada con el apoyo de cinco analistas independientes, según detalló Gustavo Hernández.

El director de Producción aseguró que ya se llevó a cabo la negociación para otros siete contratos de este tipo, que migrarán posteriormente, y todavía se están desarrollando los acuerdos para otras 10 migraciones de contratos que se llevarán a cabo en una segunda etapa.

En tanto, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ya otorgó su aprobación para la migración a contratos de extracción de 11 asignaciones ubicadas en campos maduros terrestres, aguas someras y campos de aceite extrapesado, con lo que la Secretaría de Energía lanzará en cualquier momento la convocatoria para conseguirle socios a Pemex en los llamados farmouts, que no pueden quedar desiertos, a diferencia de los contratos que se licitan en la Ronda Uno.

Finalmente, Gustavo Hernández aseguró que para llegar a 100% de la tasa de restitución de reservas totales en enero del 2016 se requieren descubrimientos por 1,290 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, y que la estatal entregará descubrimientos por 1,075 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, incrementando de 67 a 80% esta tasa de restitución que había caído en los últimos dos años.

[email protected]