Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó que hasta el medio día de este lunes, aumentó a cinco la cifra de fallecidos por el incendio en la plataforma E Ku Alfa e la Sonda de Campeche, además de que hay seis lesionados, uno de ellos de gravedad, y dos trabajadores desaparecidos.  

Los trabajadores que perdieron la vida eran una empleada de Pemex y cuatro trabajadores de la empresa de servicios petroleros Cotemar, mientras que los desaparecidos pertenecen a la empresa BMCI.  

“Lo más importante siempre va a ser las vidas y, en este caso, la perdida de las vidas humanas y las lesiones de los trabajadores”, dijo el directivo de la empresa petrolera.

El incendio se sucitó la tarde del domingo en la plataforma E-Ku A2 del Centro de Proceso Ku-A, durante tareas programas de mantenimiento, detalló.

"Algunos" de los trabajadores que perdieron la vida "desarrollaban actividades de mantenimiento preventivo y limpieza de líneas de los cabezales de succión y descarga de gas de los compresores de bombeo neumático", dijo Romero.

"Se continúa en la búsqueda exhaustiva del personal desaparecido, en la inspección de las instalaciones para evaluar los daños e iniciar un análisis (...) para determinar el origen" del incendio, que fue controlado una hora después de que inició, explicó Romero.

La plataforma realiza tareas de recepción, compresión y envió de gas a pozos para la producción de aceite y también genera energía eléctrica.

Por el accidente en el activo Ku-Maloob-Zaap, frente a las costas de Campeche, salieron de producción 125 pozos que, en total, sumarían unos 421,000 barriles de crudo diarios que se están dejando de producir. 

“Lo que veníamos produciendo diariamente contra lo que se nos cayó es del orden de los 421,000 barriles. Hay que multiplicarlo por el precio del barril”, dijo.  

El viernes de la semana pasada, el precio de la mezcla mexicana fue de 59.16 dólares por barril, según cifras de Pemex, con lo que las pérdidas económicas ascenderían a 24.9 millones de dólares por día. “Imagínense el tamaño que estamos hablando”, comentó Romero Oropeza. 

El director de la petrolera se dirigió tras la conferencia a la zona del accidente, y estimó que la entrada en operación de los pozos será de manera escalonada y confió en que los primeros estarán produciendo en “cuestión de unas horas”, mientras que otros en algunos días, aunque no pudo precisar en cuánto tiempo se volverá a la normalidad. 

kg