El paquete insignia de Telcel para el mercado de prepago y su cartera de pospago no fueron replicables para el resto de los competidores durante el primer trimestre de 2019, de acuerdo con las pruebas de replicabilidad económica realizadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para ese periodo y dadas a conocer el 12 de agosto pasado.

El 6 de mayo, Telcel, como agente económico preponderante en el mercado móvil, presentó la información sobre las pruebas de replicabilidad económica correspondientes al arranque de 2019, sin embargo, el IFT realizó una prevención por considerar que la información proporcionada por la empresa resultaba incompleta.

Tras una entrega adicional de datos y los análisis de las carteras de prepago y pospago, y de las ofertas insignia de cada segmento, el IFT determinó que la cartera de prepago resultaba replicable; lo mismo que el paquete insignia de pospago, pero no el paquete insignia de prepago y la cartera de pospago.

Ante ello, Telcel tuvo quince días naturales para presentar propuestas de modificación de tarifas para la oferta de referencia dirigidas a los operadores móviles virtuales o de las tarifas de sus ofertas minoristas.

La compañía publicó dos actualizaciones de su esquema tarifario mayorista y el IFT realizó una nueva serie de pruebas determinó que Telcel no pudo acreditar la replicabilidad económica en la cartera de pospago, ni en la oferta insignia de prepago; pero con la actualización de las tarifas mayoristas, daba por acreditada la replicabilidad económica del primer trimestre de 2019.

En otro informe, el IFT determinó que con base en las pruebas ex post de replicabilidad económica para el cuarto trimestre de 2018, los paquetes insignias en pospago y prepago, y ambas carteras de esos segmentos tampoco pudieron ser replicables. Sin embargo, el IFT definió que con las tarifas mayoristas previstas para 2019 daba por acreditada la replicabilidad económica del cuarto trimestre de 2018.

La política de replicabilidad económica fue establecida por el IFT a los agentes económicos preponderantes Telcel y Telmex como parte de su resolución bianual de febrero de 2017; a su vez como una evaluación de la regulación asimétrica, aplicada las empresas del grupo económico América Móvil.

Con esta medida, el regulador pretende asegurar que terceras empresas puedan ofrecer al consumidor paquetes de servicio con tarifas equivalentes a los ofrecidos por Telmex y Telcel y a partir de los insumos que esos otros operadores compran al mayoreo a las filiales de AMX.