El Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina creció 2.5% durante el primer trimestre del corriente año, en relación a igual período de 2020, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Además, el PIB del primer trimestre de 2021 marcó una mejora de 2.6% respecto al período octubre-noviembre-diciembre del año pasado.

Es un cambio de tendencia respecto de la variación del PIB el año pasado, que cerró con una caída de 9.9 por ciento. De esta manera la economía hilvanó tres trimestres consecutivos en terreno positivo.

Según el informe de avance del nivel de actividad, en el primer cuarto del año la economía se expandió impulsada por la producción en la Industria manufacturera, que creció 11.4% interanual; la Construcción, con un salto de 21.3%; y en menor medida el Comercio mayorista, minorista y el sector de reparaciones, con 9.8 por ciento.

En la medición desestacionalizada versus el trimestre anterior, se registraron "subas en todos los componentes de la demanda agregada", informó el Indec. Así, el consumo privado avanzó 2.9%, el consumo público (1.4%), la formación bruta de capital fijo (6.1%) y las exportaciones dieron un salto de 19.2 por ciento. Entre los sectores con mayores caídas, sin dudas, Hoteles y restaurantes llevan la peor parte marcando un retroceso de -35.5% interanual. Es que el efecto de las restricciones a la circulación en el contexto de pandemia aún se hace sentir muy fuerte en estas actividades.

"Es más probable que la economía no se recupere más del 7% en este año, siempre dependiendo de lo que pase con las restricciones", dijo Iván Cachanosky, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso.