Luego de que se revisaron los contratos que tenía Oceanografía en Pemex Exploración y Producción (PEP), la paraestatal trabaja en la definición de nuevos esquemas y garantías para el arrendamiento de las plataformas petroleras que utiliza, de hecho, espera que para noviembre próximo se tenga ya en marcha la primera instalación.

De acuerdo con la Estrategia para optimizar el transporte e instalación de plataformas , presentada por la gerencia de servicios a proyectos de Regiones Marinas, el diseño de los contratos entró en la etapa de las autorizaciones (contrato tipo A) desde noviembre pasado y a pesar de lo ocurrido con Oceanografía, la paraestatal mantiene sus planes de rediseño del esquema de contratación.

Se espera que las primeras contrataciones se realicen a partir de abril próximo y son licitaciones en las que no podrá participar Oceanografía, aunque sí las empresas Heerema Marine Contractors, Saipem Services México y Condux de Grupo Protexa, entre otras.

Los planes de PEP son que en el segundo trimestre del año se lleven a cabo los procesos de contratación o recontratación de las plataformas petroleras de manera más dinámica y segura para la paraestatal.

Las empresas tendrán la oportunidad de entrar a un mercado de 60 nuevas estructuras que se instalarán en el periodo 2014 al 2019.

De acuerdo con PEP, son cinco plataformas Adosadas, dos Sea Horse, dos Sea Pony, 10 ELM, un módulo habitacional, tres tetrápodos y 37 octápodas. Son 28 estructuras de peso menor a las 2,000 toneladas, 13 que están entre las 2,000 y 4,000 toneladas y 19 con pesos mayores a las 4,000 toneladas.

Se trabaja en cuatro tipos de contrato: disponibilidad de la embarcación, diseño de las estructuras, manejo administrativo y flexibilidad operativa y los pagos se plantean, ya sea como renta diaria o contratados por instalación.

Se consideran las siguientes alternativas: contratación de embarcaciones por renta diaria sin operación, contratación de embarcaciones por renta diaria incluyendo la operación, contrato de servicios de instalación por estructuras instaladas y contrato marco de servicios de instalación .

Hay que destacar que para PEP la primera opción no es una alternativa viable, la segunda implica una subutilización de la embarcación, pero el contrato de servicios de instalación por estructuras instaladas ha sido exitoso en los proyectos Cantarell y KMZ, además de que, a diferencia de los dos anteriores, sí le interesa a las empresas.

Del contrato marco de servicios de instalación, los problemas que ve PEP son que no han tenido uno así nunca, pero optimiza el uso del recurso por lo que se convierte en la mejor opción para la paraestatal.

La opción de tener un contrato marco es la que representa más ventajas para PEP... , se indica.

[email protected]