China Properties Group Ltd dijo este viernes que había dejado de pagar notas por valor de 226 millones de dólares al no conseguir fondos para la fecha de vencimiento, con lo que se une a una lista de promotores inmobiliarios del país que se tambalean por una crisis de deuda.

El caso destaca el impacto de los problemas de China Evergrande Group, que debe 305,000 millones de dólares, en el resto del sector de deuda de alto rendimiento cuando hay menos liquidez y las ventas disminuyen.

A principios de esta semana, el promotor chino Sinic Holdings dijo que probablemente incumpliría bonos por valor de 250 millones de dólares.

China Properties dijo que no había podido conseguir fondos antes del 15 de octubre, fecha de vencimiento de los bonos, debido a un "desajuste temporal" y que no podría hacer los reembolsos hasta haber vendido o refinanciado algunos de sus activos.

La empresa, que tiene su sede en Hong Kong, señaló que su accionista mayoritario, Wong Sai Chung, había asegurado que seguiría prestando apoyo a la empresa durante la crisis de liquidez.

Por el momento, los pagarés dejarán de cotizar en las bolsas extranjeras, añadió.