Los 23 países miembro tanto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) como los petroleros no afiliados a este organismo, que juntos conforman el grupo OPEP+, llegaron a un acuerdo para reducir en 9.7 millones de barriles diarios su producción petrolera conjunta, con lo que durante mayo y junio será de un volumen de 34.791 millones de barriles por día.

En su cuenta de Twitter, Rocío Nahle, secretaria de Energía, explicó que el acuerdo unánime de los 23 países consiste en esta reducción a partir de mayo. Sin embargo, el volumen acordado, equivalente a 21% de la base de producción de octubre del 2018, resultó 533,000 barriles diarios inferior al recorte establecido por todos los países el jueves, cuando México debía aportar 400,000 barriles por día, lo que originó el desacuerdo que postergó la ratificación de la negociación hasta el domingo.

“El acuerdo unánime de los 23 países participantes dará de inicio una reducción en la plataforma petrolera de 9.7 millones de barriles a partir de mayo”, confirmó Nahle el domingo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó también la ratificación del acuerdo de reducción de la producción petrolera global para estabilizar los precios al alza, lo que según él salvará miles de empleos en el sector energético de su país.

En su cuenta de Twitter, el primer mandatario estadounidense felicitó a los líderes de los países comandantes de la OPEP, al rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz, y del grupo de los petroleros no alineados, el presidente ruso Vladimir Putin, por el que consideró un trato benéfico para todos.

“El gran acuerdo petrolero con la OPEP+ está hecho. Esto ahorrará cientos de miles de empleos energéticos en Estados Unidos”, mencionó, “quisiera agradecer y felicitar al presidente Putin de Rusia y al rey Salman de Arabia Saudita. Acabo de hablar con ellos desde la oficina oval. ¡Gran oportunidad para todos!”.

La reducción sugerida por los firmantes del grupo OPEP+ el jueves pasado, cuando iniciaron las negociaciones virtuales tanto en el seno de la OPEP, en Viena, Austria, como entre los ministros de energía del G20, era de 23% de la producción de cada uno de los firmantes. Con ello, México pasaría de una producción de 1.728 a 1.3 millones de barriles por día, lo cual resultó inaceptable para el gobierno mexicano, que argumentó el alto costo que ha traído para Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentar la producción para llegar a 1.728 millones de barriles diarios este año, luego de 14 años de caídas en este indicador.

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador, el país sólo podría bajar su extracción en 100,000 barriles diarios, es decir, 5.5% de la producción. Para llegar a una cuota de 350,000 barriles por día, el primer mandatario mexicano aseguró que el presidente Donald Trump ofreció compensar la reducción que le correspondería a México en Estados Unidos, donde a su recorte añadiría 250,000 barriles diarios a nombre de México, que pagaría este petróleo cuando fuese posible.

Sin embargo, los firmantes consideraron que el gobierno estadounidense no podría garantizar este compromiso, ya que Estados Unidos no cuenta con una petrolera nacional que pueda asegurar la reducción, a diferencia del resto de los firmantes, por lo que según fuentes citadas por el portal especializado Energy Intelligence, Arabia postergó de nueva cuenta la ratificación negándose a aceptar la oferta estadounidense de cubrir parcialmente la cuota de México.

En espera de mejores precios

Pero con la confirmación del acuerdo el domingo, se disiparon las preocupaciones sobre mayores caídas en el precio del petróleo a partir de este lunes. Este acuerdo se efectúa después de que Arabia y Rusia aumentaran durante marzo en 3 millones de barriles la producción conjunta tirando hasta en 75% los precios internacionales en comparación con el arranque del año.

Un acuerdo de producción de petróleo es crucial para resolver el problema de sobreoferta crónica del mercado. Arabia Saudita ha dejado claro que cualquier acuerdo depende de que todos los productores globales reduzcan la producción en conjunto, incluidos Estados Unidos y Canadá, además de otras potencias como los observadores de las negociaciones: Ecuador, Egipto, Colombia, Argentina, Indonesia y los miembros del G20, que sin dar cifras acordaron también en reuniones virtuales realizar acciones para estabilizar los mercados petroleros.

Acuerdo OPEP 2020: 

10 marzo del 2020

Se dio a conocer que no hubo acuerdos para bajar volúmenes de producción por parte de Arabia y Rusia, que incluso comenzaron a producir de manera conjunta 3 millones de barriles adicionales, saturando los mercados de crudos de calidad a menores precios, en lo que significó el estallido de una guerra de precios en medio de un desplome de la demanda global.

29 de marzo

Los precios se habían desplomado en más de 70% en relación con enero del 2020. Aunado a la caída en la demanda de combustibles ocasionada por los efectos del coronavirus, la crisis en la economía global orilló a que se realizara una sesión extraordinaria del grupo OPEP+.

9 de abril

Arrancaron tanto la reunión de los 23 países petroleros como de los miembros del G20, a celebrarse de manera virtual con la participación de México.

Exigencia

El recorte de 23% de todas las naciones petroleras propuesto en la primera sesión de la novena reunión extraordinaria de la OPEP no fue aceptado por México, que argumentó no contar con los volúmenes de Rusia, Arabia o Estados Unidos y haber realizado inversiones sin precedentes para apenas lograr que Petróleos Mexicanos levantara la producción luego de 14 años de caídas.

Contrapropuesta

La titular de Energía, Rocío Nahle, publicó entonces que México aportaría un recorte de 100,000 barriles diarios durante mayo y junio.

Amague

La OPEP anunció que seguirían las negociaciones, puesto que el acuerdo ya tomado, de reducir en 10 millones de barriles por día la producción conjunta de la OPEP+, dependía de la disposición de México.

Pacto México-EU

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su homólogo estadounidense, Donald Trump, le había ofrecido asumir 250,000 barriles diarios que corresponderían al recorte de México.

Espaldarazo

Trump avaló el apoyo a México, asegurando que su vecino del sur le pagaría cuando fuera posible.

Incertidumbre

La ratificación del acuerdo se pospuso dos días más, generando nerviosismo en los mercados petroleros globales que abrirían a la baja el lunes, porque Arabia desestimó la propuesta del gobierno de Estados Unidos, que sin una empresa estatal y la posibilidad de hacer recortes de primera línea tendrá un panorama complicado para poder bajar su producción.

Humo blanco

Fue ratificado de manera unánime entre los 23 participantes de las negociaciones, con una reducción de 9.7 y no de los 10.233 millones de barriles diarios pactados, sin aclaraciones sobre la cuota de México o el apoyo estadounidense.

Felicitación

El presidente estadounidense, Donald Trump, felicitó a los líderes de Rusia y Arabia, sin que se hayan dado a conocer todavía las medidas que tomarán los países del G20, particularmente, Estados Unidos.

[email protected]