Nokia Networks, uno de los principales fabricantes mundiales de equipos para servicios de comunicación fija y móvil, solicitó al Instituto Federal de Telecomunicaciones un permiso para explotar dos bloques de espectro en la banda de 700 MHz por un periodo de seis meses para experimentaciones de sus tecnologías con esas frecuencias. La petición le fue negada, debido a que ese espectro ya se encontraba comprometido por mandato legal para el despliegue de la Red Compartida, un proyecto de servicios móviles mayoristas del cual resultó ganador en un proceso licitatorio con fines comerciales el Consorcio Altán.

El 8 de septiembre del 2016, Nokia se presentó ante el regulador para solicitar una concesión para usar y aprovechar espectro para uso privado de un total de 40 Megahertz en la banda de 700 MHz. Los bloques comprendían entre los 715 y 735 MHz y de los 770 a los 790 MHz. Nokia buscaba identificar viabilidades técnicas y económicas con el desarrollo de esa banda de frecuencias, por lo que solicitó la aprobación de los permisos para explotar de manera experimental el espectro en distintas localidades del país, entre regiones urbanas y rurales y con distinta orografía.

NOTICIA: Altán colocará torres diarias para despliegue de red

Las pruebas nunca pudieron realizarse. Nokia buscaba un mejor conocimiento de la naturaleza de la banda de 700 Megahertz en México para después hacérselo saber al concursante que resultara ganador para operar la Red Compartida. Para el IFT y la SCT como se lee en el expediente P/IFT/160117/3 y del cual el pleno avaló de manera unánime , la totalidad del espectro de los 700 MHz debía entregarse al consorcio operador de la Red Compartida y consentir la petición de Nokia habría entorpecido los tiempos licitatorios, pues la fabricante formalizó su petición ocho semanas antes de que se conociera el fallo final de la licitación de la red mayorista.

Nokia Networks fue contactada para comentar este trabajo. Reconoció haber aceptado la resolución del regulador y dijo estar a la espera de los resultados de selección de proveedores de tecnologías para el consorcio que desplegará la Red Compartida en próximas semanas. Nokia solicitó la concesión para "realizar mediciones de comportamiento de dicha banda en diferentes ambientes de servicio móvil, los cuales caracterizan a las regiones de México que cubrirá el proyecto de la Red Compartida , informó Nokia a El Economista.

NOTICIA: Axtel lanzará su propio operador móvil virtual

Nokia, que facturó 6,700 millones de euros en el cuarto trimestre del 2016, ya había realizado experimentaciones en el espectro de los 700 MHz varios meses atrás con el conocimiento y respaldo del IFT y la SCT.

En el 2014, el IFT concedió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes una concesión única de uso privado y otra para usar, aprovechar y explotar frecuencias con propósitos de experimentación en la banda de 700 MHz. El regulador ya antes había entregado concesiones para uso experimental a, por ejemplo, organizaciones de la sociedad civil y para servicios de radiodifusión.

En este caso, las concesiones entregadas a la SCT amparaban pruebas de campo con la tecnología Long Term Evolution (LTE) en los 90 MHz que son parte del espectro que ahora ocupará la Red Compartida del Consorcio Altán.

NOTICIA: Altán gana la licitación de la Red Compartida; promete operación en 2018

Para el 2015, la SCT informó que las experimentaciones realizadas por los fabricantes Huawei Technologies, Nokia Networks, Alcatel-Lucent y Ericsson habían resultado exitosas en las pruebas de campo que significaron las plazas de Acapulco, la delegación Azcapotzalco, Cuautitlán Izcalli, Guadalajara y Monterrey.

Con soluciones de cuatro diferentes proveedores globales en tecnología de comunicación inalámbrica, dichas pruebas se desarrollaron. El objetivo fue disponer de información relevante sobre la tecnología LTE en la banda de 700 MHz en un ambiente real de desempeño para valorar su alcance y rendimiento básico, calidad de servicio y comportamiento de infraestructura con diferentes tipos de tráfico, lo que servirá como insumo para la definición de las bases de licitación del proyecto Red Compartida que se publicará este 2015 , dijo entonces la SCT.

Queda en el aire si con esta maniobra, Nokia habría obtenido un mejor conocimiento de la naturaleza de la banda de 700 Megahertz en México para después hacérselo saber al concursante que resultara ganador para operar la Red Compartida.

[email protected]

erp