Luego de que empresarios advirtieron riesgos de apagones a partir del 2022 debido a la suspensión indefinida de la cuarta Subasta Eléctrica de Largo Plazo, así como de la línea de corriente directa de alto voltaje, con capacidad de transportar 3,000 megawatts desde el Istmo de Tehuantepec hasta el centro del país, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó que no hay riesgo de apagones.

En Palacio Nacional, luego de la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular de la Secretaría de Energía aseveró que, incluso, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene un stock de energía eléctrica.

“No, no es cierto. Eso es lo que ellos (los inversionistas del sector) piensan, lo que ellos dicen, lo que ellos calculan. Nosotros tenemos energía en el país, incluso un poco holgado, un poco holgado de voltaje. Pero lo que sí les podemos decir es que la CFE no puede seguir comprando electricidad a costa de seguir importando. Ellos también van a generar electricidad, también tienen proyectos, y no se va a interrumpir la producción de electricidad porque ya no hay subastas. Se va a seguir produciendo, y respetando los contratos que ya se tienen. Hay empresas, 50% aproximadamente de la producción de electricidad, empresas particulares que son las que están surtiendo el producto y van a seguir haciéndolo”, expresó.

Cabe destacar que el viernes pasado, el candidato de unidad a la presidencia de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Enoch Castellanos, afirmó que la suspensión de las subastas en la industria eléctrica puede provocar apagones en el país en tres años.

“CFE no puede cubrir las demandas energéticas del país por crecimiento, población y por el desarrollo económico con sus recursos propios. Necesitarían para el 2022 multiplicar por ocho las inversiones de la comisión, se espera que para el 2022 tengan un crecimiento de 13% de las necesidades de electricidad. De lo contrario, en tres años tendríamos desabasto y apagones”.

[email protected]