Nissan Motor Co Ltd planea cerrar más de 10.000 puestos de trabajo a nivel mundial para mejorar su negocio, dijo el miércoles una fuente, lo que muestra un duro camino por delante para la automotriz que aún se tambalea luego de la destitución de su expresidente Carlos Ghosn.

Los recortes incluyen 4,800 despidos que se anunciaron en mayo, y en su mayoría afectarán a fábricas en el extranjero con tasas de utilización bajas, dijo una fuente con conocimiento del tema, agregando que la medida se anunciará junto con los resultados financieros el jueves.

 

La decisión fue reportada inicialmente por la agencia de noticias Kyodo la noche del martes. Nissan dijo a Reuters que no tenía comentarios.

En mayo, Nissan pronosticó una caída del 28% en sus ganancias operativas anuales, tras el desplome de 45% en el año previo, lo que la encamina a anotar sus menores utilidades en 11 años.

La alianza Renault-Nissan se ha tensado desde el arresto y despido de Ghosn a fines del año pasado por cargos de mala conducta financiera.