Nike no cumplió con las estimaciones de ingresos trimestrales este jueves, señalando una demanda más débil de lo esperado mientras lucha con una crisis en la cadena de suministro en Vietnam antes de la crucial temporada de compras navideñas.

Las acciones de la compañía con sede en Beaverton, Oregón, que han bajado alrededor de un 9% desde su récord registrado en agosto, inicialmente cayeron un 3% en las operaciones posteriores al cierre para luego reducir las pérdidas a un 1.5 por ciento.

El cierre de fábricas durante meses en Vietnam, donde se elabora aproximadamente la mitad de todo el calzado Nike, han acumulado más presión sobre las cadenas de suministro globales, que ya se están tambaleando por el impacto de la pandemia.

Algunos analistas predicen que Nike tendrá escasez de productos durante la temporada de compras navideñas.

La empresa se enfrenta al menos a dos meses de "prácticamente ninguna unidad de producción en sus fábricas vietnamitas, que representaron el 51% de las unidades de calzado y el 30% de las prendas de vestir (43% del total de unidades) el año pasado", escribieron analistas de la correduría BTIG en una nota.

La compañía no abordó los problemas de su cadena de suministro en Vietnam en su comunicado de ganancias, pero sí señaló mayores gastos de productos debido principalmente a un alza en los costos de fletes.

Otras empresas de indumentaria, incluidas Abercrombie & Fitch y Adidas, han visto afectado sus negocios debido a los problemas de producción en Vietnam. Se prevé que los cierres en muchas partes del país duren al menos hasta finales de septiembre.

Los minoristas de ropa también han tenido que lidiar con un mayor gasto en envíos para que sus productos lleguen a las tiendas a tiempo, mientras la pandemia de Covid-19 afecta las cadenas de suministro globales.

Nike dijo que sus ingresos aumentaron a 12,250 millones de dólares desde 10,590 millones en el primer trimestre finalizado el 31 de agosto. Los analistas en promedio esperaban 12,460 millones de dólares, según datos de IBES de Refinitiv.

Las ganancias netas de Nike aumentaron un 23% a 1,870 millones de dólares, o 1.16 dólares por acción, en el primer trimestre.