Empresas globales y estadounidenses avizoran inversiones en sectores con mayor potencial de exportación y sustentabilidad en México, como la electromovilidad, energéticos, tecnologías de la información, e infraestructura; no obstante, exigieron el compromiso “irrenunciable” de las autoridades federales con el estado de derecho para generar un entorno de certidumbre y de confianza, así como de reglas claras respecto a contratos, políticas de competencia y transparencia.

Claudia Jañez, presidente del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), Vladimiro de la Mora, presidente de la American Chamber of Mexico (AmCham) y Gonzalo Flores, director de la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial, advirtieron que si México le apuesta a desarrollar un nuevo sector como es la electromovilidad, en donde se coloque al país como un líder productor de baterías eléctricas, es fundamental que ofrezca a los inversionistas: seguridad jurídica; energía confiable; infraestructura y logística conectada y emprender alianzas público privadas.

Al participar en el panel “las Actividades económicas estratégicas para una recuperación sostenible”, del foro organizado por la Secretaría de Economía y la Fundación Friedrich Ebert, la presidente del CEEG destacó la urgencia de que se envíe un mensaje gubernamental de que la inversión nacional y extranjera es bienvenida.

El representante del organismo aglutinado en el Banco Mundial dijo que existe el interés por financiar a México en 6 sectores clave para el futuro de la economía, uno de ellos, es el automotriz. “México ya tiene una estructura manufacturera de autos y autopartes, sólo falta el proveedor en la construcción de baterías de litio. México puede llevar a la vanguardia en ese rubro los países del sur de América (Bolivia, Chile y Argentina), porque es un líder manufacturero de la cadena automotriz, y la explotación de litio en el norte del país sería a cielo abierto, lo que le da ventaja”.

Para los integrantes de la American Chamber, “el estado de derecho y certeza jurídica es muy importante para darle la certeza a las inversiones y dar los mecanismos adecuados en la relación bilateral (México- Estados Unidos).

Flores, director del IFC, destacó la relevancia y oportunidad que posee México en la rama automotriz, donde es de los pocos países que participan toda la cadena de valor en la producción desde los minerales hasta la distribución de los automóviles y por supuesto que las baterías eléctricas, serían el valor agregado.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx