Natura anunció la adquisición de Avon en una operación que implica el intercambio de acciones, creando el cuarto grupo puramente de belleza más grande del mundo. Con Avon, Natura &Co logrará una facturación bruta anual superior a 10,000 millones de dólares, más de 40,000 colaboradores y presencia en 100 países.

Mediante un comunicado, la empresa brasileña informó que las compañías ocuparán una posición de liderazgo en la venta por relaciones a través más de 6.3 millones de representantes y consultoras de Avon y de Natura, presencia geográfica global con 3,200 tiendas, además de una creciente fuerza digital.

Natura &Co espera que la combinación de los negocios resulte en sinergias estimadas entre 150 millones de dólares a 250 millones de dólares al año, algunas de las cuales serán reinvertidas para mejorar aún más la presencia en los canales digitales y sociales, investigación y desarrollo, iniciativas de marca, y expansión de la presencia geográfica del grupo.

Como parte de esta transacción, se crea una nueva holding brasilera, Natura Holding S.A. Según el índice de intercambio fijo de 0.300 acciones de Natura Holding por cada acción de Avon, los accionistas de Natura &Co serán propietarios de 76% de la compañía combinada, mientras que los accionistas de Avon tendrán aproximadamente 24 por ciento.

Sobre la base del precio de cierre no influenciado por rumores de Natura del 21 de marzo del 2019, un día antes de la fecha en que fueron confirmadas oficialmente las negociaciones, la transacción representa un premio de 28% para los accionistas de Avon e implica un múltiplo de EBITDA de 9.5 veces, o de 5.6 veces asumiendo el impacto total de las sinergias esperadas.

Sobre la base de los precios de cierre del 21 de mayo, la transacción evalúa el enterprise value de Avon en 3,700 millones de dólares, y del grupo combinado en 11,000 millones de dólares.

Al cierre de la adquisición, el Consejo Directivo de la compañía combinada estará compuesto por 13 miembros, tres de los cuales serán designados por Avon. La transacción sigue sujeta a las condiciones de cierre habituales, incluida la aprobación de los accionistas de Natura y de Avon, así como las autoridades antimonopolio de Brasil y algunas otras jurisdicciones. Se espera el cierre a principios del 2020. “El modelo de negocios está evolucionando y el poder de la era digital permite al grupo ir más allá de brindar productos y consultoría, ampliando el empoderamiento de las mujeres, a través de la generación de condiciones para su independencia financiera y una mayor autoestima. Creemos que los negocios pueden ser una fuerza para el bien y, junto con Avon, ampliaremos nuestros esfuerzos pioneros para aportar valor social, ambiental y económico a una red en constante expansión”, afirmó Luiz Seabra, cofundador de Natura.

Mercado en auge

Avon ha enfrentado problemas financieros por años y en enero se vio obligada a reducir 2,300 puestos de trabajo. El valor accionario de la firma ha caído dramáticamente, y se ubicaba en torno a  1,400 millones de dólares con base en el precio de cierre de sus títulos el martes.

La marca, una pionera en el modelo de venta directa, no fue capaz de superar la competencia de compañías de cosméticos rivales que se adaptaron más rápidamente al cambio que significó para el mercado la irrupción de las redes sociales. Avon ha perdido participación de mercado ante Sephora, propiedad de LVMH, Estée Lauder and L’Oréal. (Con información de Diario Financiero/Chile)