La secretaría de Comercio del Gobierno argentino multó a ocho automotrices por un total de 1,060 millones de pesos (124 millones de dólares) por prácticas anticompetitivas a través de una resolución publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Volkswagen, General Motors, Renault, Ford, Fiat y Peugeot-Citröen fueron sancionadas con 150 millones de pesos (17.5 millones de dólares) cada una, mientras que a Toyota se le aplicó una multa de 104 millones de pesos (12.1 millones de dólares) y de 56 millones de pesos (6.5 millones de dólares) a Honda.

Las empresas fueron sancionadas después de que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) evidenciase que las automotrices vendían los automóviles al mismo precio en la provincia patagónica de Tierra del Fuego que en el resto de Argentina, cuando dicha región está exenta de impuestos.

Además de las sanciones económicas, la resolución de la Secretaría de Comercio pide a las compañías que "se abstengan de impedir o dificultar de cualquier manera, que terceras personas importen o adquieran vehículos en cualquier lugar del mundo, para su reventa o utilización en el Área Aduanera Especial".

"Hubo prácticas anticompetitivas que lo único que hicieron fue generarles un perjuicio a los consumidores", dijo el secretario de Comercio, Augusto Costa, este domingo en declaraciones radiales.

"¿Cómo puede ser, y esto es algo bien técnico, que si tenemos menos costos impositivos los precios no bajen? La única forma en un marco de una economía de mercado es que haya algún tipo de acuerdo o práctica que distorsione la competencia por parte de los actores del sector", agregó.

Las automotrices afectadas deberán hacer efectivo el pago en un plazo de 10 días hábiles, según la resolución.

Las compañías estudian recurrir las sanciones ante la Justicia argentina.

abr