En medio de los cambios en los patrones de consumo causados por la pandemia de Covid-19, la empresa vinícola mexicana Monte Xanic consiguió posicionar su producto en los canales online y en el 2020 sus ventas por esta vía aportaron 5% de su facturación total, luego de crecer 1,300% su comercialización a través del e-commerce durante el año.

Para el 2021, la meta de crecimiento de ventas en el formato digital es de 100%, lo que daría una aportación de 8% a la facturación total de la firma, apuesta la firma, según expresó en un comunicado.

El cierre de bares y restaurantes durante el gran confinamiento del año pasado aceleró la estrategia de venta digital de la compañía, pues 40% del mercado de vino está ligado a la industria de la hostelería, comentó la empresa.

Durante los primeros meses del confinamiento, se registró un crecimiento en el consumo de bebidas alcohólicas en tiendas de autoservicios y tiendas de conveniencia respecto al mismo periodo del 2019.

“Si bien esta alza de consumo individual no compensó la caída de volumen para las bodegas mexicanas, sí mostró una oportunidad clara de cambiar el modelo de negocio de Monte Xanic”, dijo.

La empresa afirmó que adaptó su estrategia y dirigió sus esfuerzos de comunicación a través de contenidos y actividades de sus redes sociales catas y recorridos virtuales, experiencias en casa y enfoque al producto, y refirió que el mayor enfoque ha sido el dirigido al segmento premium (botellas de más de 200 pesos por unidad), en donde se concentra 70% del valor del mercado.

empresas@eleconomista.mx