Accionistas de inversión de la Corporación Lindley disconformes con una oferta de la mexicana Arca Continental para adquirir sus papeles asistirán a la próxima asamblea de la segunda mayor embotelladora de Coca-Cola en América Latina, para tratar de negociar un precio mayor, anunció su representante.

Arca, que realizará una asamblea el 29 de diciembre, dijo en octubre que buscará adquirir las acciones de inversión de Lindley a un precio de 0.89 dólares por papel, como parte de una reciente alianza con la empresa peruana.

Los 0.89 que estamos ofreciendo es una prima, que para nosotros está por encima de 30% (del precio promedio) con respecto a los últimos tres meses previos al cierre de la transacción , dijo el director de Finanzas y Relación con Inversionistas de Arca, Ulises Fernández.

Sin embargo, un grupo de accionistas minoritarios de Lindley, entre los que se encuentran los fondos Fratelli Investments, que además cuenta con acciones de Arca, y Andino Assets Management han rechazado la oferta.

Ese precio no es justo, no es el correcto, no es el que Coca-Cola permitiría en Estados Unidos ni en México y no nos parece que es el trato adecuado para los accionistas minoritarios , dijo a la agencia Reuters Carlos Rojas, director general de Andino Assets.

Arca pagó a la familia Lindley 910 millones de dólares por 53% de las acciones de control de la firma peruana y un premio por no competencia, que representaría un precio por acción de 2.95 dólares, más de tres veces el valor de la oferta por los papeles de inversión.

Las acciones de inversión, que no tienen derecho de voto y no se han movido de los 2.75 soles desde el 27 de noviembre, representan alrededor de 11% del patrimonio de Lindley.

Carlos Rojas explicó que las acciones de control suelen tener un premio de 15% sobre los títulos de inversión, por lo que la oferta de 0.89 dólares les parece injusta comparada con lo pagado a la familia Lindley.

Según un cálculo del fondo, el valor actual de los títulos es de 6 soles (1.78 dólares).

Agregó que de no llegar a un acuerdo con Arca para que eleve su oferta irán a Estados Unidos para solicitar un arbitraje con Coca-Cola Company, que es socia de la mexicana y de Lindley, y evaluarían demandar a los directivos de Lindley en el Perú por no defender sus derechos como accionistas.

Fernández agregó que bajo las leyes peruanas Arca no tiene obligación de comprar las acciones de inversión de Lindley.