Representantes de México y Estados Unidos conversan en Washington la renegociación de unos acuerdos azucareros bilaterales de finales del 2014, en un nuevo capítulo de la larga disputa entre ambos países sobre el comercio del edulcorante.

Los acuerdos de diciembre del 2014 regularon el comercio y evitaron una guerra comercial a través del establecimiento de precios mínimos y cuotas de los tipos de azúcar que las fábricas mexicanas pueden enviar a ese país, poniendo un final a la libre exportación para México.

Ahora Estados Unidos quiere renegociar el acuerdo y dos fuentes familiarizadas con las conversaciones dijeron que Washington quiere elevar el porcentaje de azúcar estándar mexicana a 80% del total de los envíos y dejar el restante 20% a refinada.

Actualmente el acuerdo contempla que hasta 53% del azúcar mexicana podrá ser estándar y el resto refinada.

Una fuente del Gobierno mexicano dijo que no habían recibido una propuesta oficial aún por parte del gobierno de Estados Unidos, pero que sería inaceptable el esquema de 80% de azúcar estándar y 20% refinada.

La semana que viene seguramente habrá negociaciones. Necesitamos la propuesta para poder avanzar , dijo la fuente. Otras fuentes afirmaron que Estados Unidos entregaría a México una propuesta la próxima semana.

Tras los llamados acuerdos de suspensión de finales del 2014, se fija un cupo preliminar para México a inicios de cada cosecha, y se ajusta a lo largo de ella. Hasta ahora, ese monto ha estado en alrededor de las 1.5 millones de toneladas por ciclo.

No estaba clara la cantidad de personas envueltas en las conversaciones durante esta semana, pero una fuente indicó que un grupo de funcionarios del gobierno mexicano se encontraban concentrados en Washington.

Un portavoz del Departamento de Comercio de Estados Unidos declinó comentar al respecto.