El 43% del consumo actual de carne de cerdo en el país es importado y el 57% es nacional, pero dado el cambio que tendrá el intercambio comercial, México ya cuenta con un número de plantas autorizadas y enlistadas; ese es el caso de Dinamarca, Alemania, Italia, España y Países Bajos, que ya pueden exportar a México.

Juan Carlos Anaya, director general del Grupo de Consultores de Mercados Agrícolas (GCMA), quien explicó que entre las platas que están pendientes de autorización, trabajo que han hecho las dependencias de Economía y Agricultura, es la de Brasil, “pero seguramente se establecerán las condiciones sanitarias para que en aquellas regiones que no tengan fiebre porcina clásica se pueda importar, para tener más alternativas de abasto”.

El especialista explicó que México es el 8 productor de carne de cerdo, pero el tercer importador; “actualmente los productores nacionales abastecen 57% del consumo; en 2017 el valor de la producción fue de 1,500 millones de dólares, de los cuales el 63% corresponden piernas y paletas, que son los productos a los cuales se les impuso un arancel”.

Recordó que el arancel a aplicar será del 10% partir de la publicación al 4 de julio y a partir de 5 de julio será del 20%. “Esta medida es para tener un menor impacto en los precios de mercado interno. Antes de la publicación del cupo de importación por 350,000 toneladas, Europa tenía un arancel del 20% que no le permita ser competitivo a México y Estados Unidos era cero”.

erp