El anuncio del gobierno mexicano de la aplicación de aranceles a la carne de puerco proveniente de Estados Unidos beneficiará a los productores locales, coinciden expertos en la materia.

El pasado jueves, la Secretaría de Economía informó que esta medida es una respuesta a la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas de acero (25%) y aluminio (10%) a partir del 1 de junio; la política estadounidense también corresponde a Canadá y a la Unión Europea.

La carga impositiva de México sería para aceros planos, lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, diversos quesos, entre otros.

Adalberto Velasco Antillón, presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco (UGRJ), declaró que el arancel a la carne de cerdo de Estados Unidos beneficiará a los productores locales debido a que el sector externo “se queda con los mejores cortes y se tiene la duda de que sus productos no cumplan con las normas de consumo humano”.

Expuso que los actores económicos que se dedican a la actividad ganadera presentan desventajas al momento de competir con los mercados internacionales, por lo que este tipo de medidas ayuda a los productores a obtener un precio más justo.

José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), enfatizó que este gravamen favorecerá a los productores, ya que gran parte de la importación de carne de puerco no es de buena calidad y, por ende, provocará preferencia por el producto mexicano, equiparando los costos.

“El sector ha invertido durante muchos años, por lo que en un corto plazo podrá satisfacer la demanda del mercado interno, sin mayor problema”, puntualizó.

Raymundo Tenorio Aguilar, especialista del Tecnológico de Monterrey, opinó que el beneficio para los productores de México se materializará en el incremento de la oferta y las posibilidades de competir en menor medida con la carne importada, aunque deja la posibilidad de que se eleven los precios.

Si estos aranceles se usaran para dar subsidios a los productores mexicanos, podrían verse beneficiados de una forma importante, refirió Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“Preferiríamos que México no sólo pusiera aranceles a la carne de cerdo sino también a otros productos, empezando por la leche, ya que ahora se está pasando por una tremenda crisis lechera nacional, principalmente en Jalisco por ser el principal productor, por lo que un arancel podría estabilizar el mercado, pues Estados Unidos vende una gran cantidad de leche en polvo, afectando al sector local”, ahondó el presidente de UGRJ.

En la cima

Según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Jalisco fue el mayor representante del país en la producción de carne de porcino con 99,585 toneladas en los primeros cuatro meses del 2018, aportando 21.1% al total nacional; con esta cifra registró un crecimiento anual de 5.3 por ciento.

“Jalisco es el principal productor de carne de cerdo, segundo en de res, aporta 54% de la producción de huevo a nivel nacional y 20% de leche; son muchos los factores que implican el crecimiento de la entidad, tanto, que la porcicultura se ha vuelto una actividad agropecuaria manejada de una manera empresarial, lo que nos ha motivado, puesto que entre Sonora y Jalisco se ha visto el liderazgo. Ahora nosotros hemos incrementado nuestros sectores con una visión más empresarial”, detalló Velasco Antillón.

“En el mapa del país estamos favorecidos, además tenemos cercanía con ciertos productos que se usan para la alimentación de nuestros animales en diferentes ramas pecuarias, como algunos granos que nosotros producimos y, si no, los encontramos con estados colindantes”, señaló.

El director del Idic añadió que Jalisco ha sido un productor de carne de puerco sólido y, por consecuencia, cuenta con la infraestructura necesaria para ser líder, “además de invertir y lograr mantener mejores evaluaciones sanitarias, permite que tengan registros altos de calidad, sin dejar de lado que el hecho de que las exportaciones crezcan y se abran mercados en Asia, por ejemplo, facilita aumentar su producción”.

Ranking

Durante el primer cuatrimestre del 2018, la producción de carne de porcino incrementó 4.2% a tasa anual, el mayor, para un mismo periodo, desde el 2005 (4.8 por ciento).

Las entidades que mostraron los mayores avances fueron Baja California (22.0%), Nayarit (15.8%), Baja California Sur (15.0%), Sonora (9.7%) y Campeche (9.1 por ciento).

Destaca Sonora, el segundo estado que más participación ostentó, con 18.3% del total, detrás de Jalisco.

“Sonora cuenta con gran experiencia y cimentación tanto en la carne de res como en la de puerco, al tener una calidad de exportación fuerte, un nivel de producción famoso en los criaderos, una estructura de clientes y proveedores estables, que se refleja en el buen dinamismo de la entidad”, aseguró el analista del CIEP.