En el 2015, México se afianzó como el séptimo mayor productor automotriz del orbe y fue el país con el tercer mejor desempeño en producción entre los 10 mayores ensambladores de vehículos, al lograr un crecimiento de 5.9%, sólo detrás de España (octavo productor), que expandió su producción 13.7% y de la India (sexto productor), que tuvo un avance de 7.3 %, de acuerdo con el reporte de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

América del Norte continuó como la tercera región productora mundial después de China y la Unión Europea , pues ensambló 17 millones 949,038 vehículos, de los cuales Estados Unidos (EU) fabricó 12 millones 100,095; México 3 millones 565,469 y Canadá 2 millones 283,474 autos.

De acuerdo con el reporte, la producción mundial de vehículos se elevó apenas 1%, con 90 millones 683,072 de unidades contra las 89 millones 776,465 del 2014.

México ocupó el sitio 13 entre los mercados del mundo que más aumentaron la producción, por encima de las potencias productoras, China y EU, que ocupan primero y segundo sitio de ensamble.

El 2015 fue considerado como un año malo para la fabricación de autos en Latinoamérica, en el que Brasil (uno de los grandes productores) desplomó en 22.8% su ensamble de vehículos; mientras Argentina cayó 13.5 por ciento.

Otro punto destacable de la industria mexicana automotriz es que lleva dos años continuos colocándose como el principal exportador de vehículos a Estados Unidos, al desbancar a Canadá. En tanto que México vendió 1 millón 993,162 vehículos en el mercado estadounidense durante el 2015, aumentando 6.3% respecto del año previo; Canadá envió 1 millón 972,370 unidades.

Al 2020, se prevé que la industria automotriz mexicana producirá 5.2 millones de vehículos, de los cuales 1.8 millones se colocarán en el mercado doméstico y el resto se exportará al mundo, gran parte a Estados Unidos, seguido por Europa, Latinoamérica y los países asiáticos del Acuerdo de Asociación Transpacífico.

El 2016, año clave

La industria automotriz mexicana compite con India por el sexto sitio en ensamble automotor y, aunque el año pasado esta nación asiática creció 7.3% con 4 millones 125,744 unidades, México se encuentra a 500,000 autos de superarlo, cifra viable si se considera que Kia y Audi activarán sus nuevas plantas de producción este año.

La apuesta de las autoridades mexicanas y la industria es que, hacia el 2020, México supere a Corea en producción y se coloque como el quinto fabricante mundial.

[email protected]