México no está preparado para enfrentar un derrame petrolero similar al que se vive en Estados Unidos porque hace falta ratificar el Convenio Internacional de Responsabilidad Civil por Contaminación Marina que garantiza la aplicación de seguros ecológicos e indemnizaciones inmediatas.

Juan Carlos Merodio, representante de Dolphin Maritime Services, dijo que es urgente que se ratifique el Convenio, porque hay muchas operaciones en el Golfo de México, de lo contrario México no estará preparado para enfrentar un problema como el que se vive en el país del norte .

El Convenio Internacional de Responsabilidad Civil por Contaminación Marina es importante porque cuando ocurre un derrame por hidrocarburos no importa quien sea el propietario y la bandera del barco, si existe el derrame en aguas nacionales entra en operación un fondo.

Y se trata de un Fondo de Indemnización por los daños causados por la contaminación.

Este fondo ha establecido distintas cantidades para poder hacer frente a las indemnizaciones que se requieran.

Sólo parte del acuerdo de 1992

Uno es el Fondo de 1992 cuya cantidad límite son 300 millones de dólares, el otro es el Fondo Complementario de 2005 que llega a una cantidad de 1,000 millones de dólares aproximadamente.

El problema es que México solo es parte del convenio que se refiere al Fondo de 1992. Por una cuestión, de descuido o la razón que sea, México no ha ratificado el Fondo de Responsabilidad por Contaminación de 2005 que te daría acceso hasta los 1,000 millones de dólares .

En ese sentido, cada uno de los buquetanques de Pemex tiene que estar asegurado hasta por 1,000 millones de dólares anuales.

Cómo operan

Los fondos operan de la siguiente manera. Una vez que existe la contaminación y al ser miembro del Convenio Internacional, entonces el Fondo establece una oficina de reclamaciones en el país. Ya en esa oficina se presenta con las reclamaciones por limpieza o pérdidas a los pescadores, por ejemplo, y el Fondo indemniza.

Pero, el problema es que si ves el tamaño de los accidentes que ha habido últimamente. La cobertura que tiene México no es suficiente, lo que limita al país estar preparado ante un derrame similar al de Estados Unidos , comenta el experto.