México y Estados Unidos renovaron un acuerdo fiscal sobre el régimen de las maquiladoras para evitar la doble tributación.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés) de Estados Unidos y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) convinieron renovar el Acuerdo de Enfoque de Maquila Calificada (QMA, por su sigla en inglés), el cual contiene disposiciones de coordinación acordadas entre las autoridades competentes de Estados Unidos y México en 2016.

El QMA permite a los contribuyentes estadounidenses evitar la doble imposición sobre las funciones de fabricación y montaje por contrato realizadas por su maquiladora si el contribuyente mexicano suscribe un acuerdo unilateral de precios anticipados (APA, por su sigla en inglés) con la Administración General de Grandes Contribuyentes de la SAT en los términos negociados en avance entre las autoridades competentes.

El acuerdo de renovación culminó con largas colaboraciones entre las autoridades competentes de Estados Unidos y México para abordar el inventario de solicitudes unilaterales de APA de la SAT que involucran a maquiladoras.

“Se espera que más de 700 contribuyentes estadounidenses con maquiladoras califiquen para la aplicación de este acuerdo, fortaleciendo así los lazos entre el IRS y el SAT y brindando certeza a cientos de grupos multinacionales”, dijo el IRS en un comunicado.

En 1999, las autoridades competentes de Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo sobre precios de transferencia y otros aspectos del tratamiento fiscal de las maquiladoras de empresas multinacionales estadounidenses.  El QMA de 2016 actualizó y amplió el acuerdo de 1999 para reflejar las revisiones de las reglas de precios de transferencia nacionales de México, los requisitos de documentación y otras características fiscales de las maquiladoras.

El acuerdo de renovación mantiene los elementos centrales del marco de precios de transferencia del QMA de 2016, que las autoridades competentes han acordado que continúa produciendo resultados de plena competencia.

Este acuerdo de renovación también tiene varias características adicionales importantes.

Dado que existen situaciones en las que la maquiladora tiene un saldo de cuentas por cobrar pendiente que las autoridades competentes coinciden en que es inconsistente con el perfil de precios de transferencia de la entidad mexicana, se incluyó un mecanismo para abordar dichas situaciones.

Además de proporcionar certeza para los años fiscales hasta 2019, el acuerdo también compromete a las autoridades competentes a comenzar a trabajar en otra renovación del QMA para cubrir el año fiscal 2020.

roberto.morales@eleconomista.mx