El subsecretario de Comercio Exterior de México, Francisco Leopoldo de Rosenzweig, culminó hoy aquí una gira regional que realizó para reforzar los lazos comerciales con el Mercado Común del Sur (Mercosur).

De paso por Buenos Aires, Rosenzweig explicó, en entrevista, que esta semana estuvo en Uruguay, Paraguay, Brasil y Argentina, países en los que evaluó los alcances del intercambio bilateral que creció de manera significativa en los últimos años.

Tan sólo en el caso argentino, por ejemplo, desde 2006 hasta ahora el comercio bilateral con México aumentó de 2,000 a 3,050 millones de dólares, mientras que con Brasil ya llega a los 8,500 millones de dólares.

'Venimos para mantener una comunicación estrecha que permita incrementar la relación comercial, en todos los países nos recibieron de forma muy positiva', señaló el funcionario.

Agregó que la cercanía con el Mercosur es un ejemplo de la política de diversificación impulsada durante el sexenio del presidente Felipe Calderón con el fin de ampliar mercados para México y, con respecto a Mercosur, de reforzar lazos políticos.

Los resultados de dicha estrategia, consideró, son favorables si se toma en cuenta que tan sólo entre 2010 y 2011 el comercio internacional de México creció de 600,000 a 700,000 millones de dólares.

Además, dijo, gracias a la diversificación México ha podido reducir el peso del comercio con Estados Unidos, que pasó de representar el 89 por ciento en 2006 a un 79% el año pasado.

Destacó que, en el caso concreto del Mercosur, está vigente un Acuerdo de Complementación Económica que ha sido beneficioso porque México ha potenciado sectores como el farmacéutico y el automovilístico, y fortalecido el terreno de las telecomunicaciones.

'El objetivo central, entonces, es continuar avanzando en la integración intrarregional y propiciar un mayor acercamiento y presencia en Sudamérica', afirmó.

RDS