La secretaría de Economía de México defenderá el fallo favorable al país de un panel de la Organización Mundial de Comercio (OMC) luego que Estados Unidos anunciara el viernes que apelará la decisión en la disputa que mantienen ambos sobre el etiquetado de latas de atún.

"En los próximos cinco días México presentará un escrito de contra-apelación ante la OMC", avisó la secretaría en un comunicado al resaltar que la medida estadounidense "afecta en mayor grado a México sobre cualquier otro exportador".

Comentó que de acuerdo a los plazos establecidos para la etapa de apelaciones, "se espera que la decisión final del órgano de apelación de la OMC se emita a finales de abril de este año".

El boletín aclaró que, sin importar el resultado de este proceso, aspectos del informe del panel no podrán ser modificados, "como el que México pesca atún bajo los estándares internacionales más avanzados para la protección de los delfines".

La controversia se centra en los efectos discriminatorios de la negativa de Estados Unidos a permitir que el atún mexicano enlatado porte la etiqueta "dolphin-safe" aunque el país cumpla "los más altos estándares internacionales" en ese plano, apuntó la secretaría.

México llevó el caso a la OMC en octubre de 2008 -luego de 18 años de conflictos bilaterales por el atún enlatado- y un año más tarde se formó el panel arbitral, que emitió su decisión el 15 de septiembre de 2011, determinando que la medida de Estados Unidos "es una barrera injustificada al comercio".

En esa ocasión, el secretario de Economía, Bruno Ferrari, calificó el fallo como "un éxito rotundo para México y su flota pesquera".

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación, México ocupa el lugar 12 de producción mundial de atún, con 131.000 toneladas en 2010 por un valor de alrededor de 400 millones de dólares, que sumarían hasta 100 millones más si se soluciona el conflicto, de acuerdo a la secretaría de Agricultura.

RDS