México escaló en el 2018 de la sexta a la cuarta posición entre los mayores exportadores de autos del mundo en términos de valor, desplazando a Reino Unido y Canadá.

Mientras las exportaciones mexicanas presentaron una tasa de crecimiento interanual de 19%, para llegar a 49,406 millones de dólares, las de Reino Unido se mantuvieron sin cambio (42,048 millones) y las de Canadá disminuyeron 12% (41,008 millones).

“México tiene potencial para poder seguir creciendo en su producción de vehículos y evidentemente el hecho de que tengamos una integración con el mercado de América del Norte implica que hay una mayor potencialidad”, opinó Moisés Zavaleta, director de Estrategia en Ansley Consultores Internacionales.

Alemania retuvo, con un gran margen, la primera posición, al sumar 154,714 millones de dólares, una baja de 2%; seguido por Japón, un aumento de 6%, a 99,124 millones, y Estados Unidos, un retroceso de 4%, a 51,443 millones.

“El que México mantenga tasas de crecimiento importantes tiene que ver con todo el contexto global, con la parte de la economía internacional, pero hay la potencialidad de que pueda seguir manteniendo crecimientos”, añadió Zavaleta, quien encabezó la mesa de negociaciones de las reglas de origen del sector automotriz por parte del gobierno mexicano en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Del total de las exportaciones mexicanas de autos (vehículos para pasajeros) en el año pasado, 70.6% se dirigió a Estados Unidos, seguidas por las enviadas a Alemania (8.2%), Canadá (5.9%), Brasil (2%), Italia (2%) y China (1.4), de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

En el 2019, México tendrá como oportunidades ampliadas para el sector automotriz la reapertura sin aranceles en el comercio de autos con Brasil y la liberalización de los países que forman parte del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico.

Adicionalmente, a partir del 19 de marzo del 2019, el cupo en el comercio de autos entre México y Argentina tendrá un incremento anual de 10% el primer año, 5% el segundo año, y 5% el tercer año.

Una vez concluido este periodo de transición, el libre comercio en autos entrará en vigor al mismo tiempo que la ampliación y profundización del ACE 6 México-Argentina.

Aun cuando México incrementó sus exportaciones, su producción descendió en el 2018 medida en unidades.

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, el país produjo 3 millones 908,139 vehículos ligeros, una baja interanual de 0.6 por ciento.

En volumen, México exportó el año pasado 3 millones 449,201 vehículos, cantidad 6% superior a la del 2017.

Los fabricantes de automóviles establecidos en México incluyen a Audi, Baic Group, FCA Group, Ford, General Motors, Honda, Kia, Mazda, Nissan, Toyota y Volkswagen.

En particular, la producción de Mercedes-Benz está asociada a través de Nissan-Daimler; Hyundai produce a través de su socio Kia, y BMW está construyendo una planta en San Luis Potosí.

Juntas, estas empresas producen más de 40 marcas y 500 modelos. Alrededor de 82% de la producción de vehículos se dedica a las exportaciones, mientras que el restante 18% se destina al mercado nacional mexicano.

Hace una década, en el 2008, México se ubicó en la posición 10 entre los mayores exportadores de autos, superado entonces por Alemania, Japón, Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur, Reino Unido, España, Bélgica y Francia.