México es el segundo país donde se producen más robos de datos personales, sólo por detrás de Brasil, de acuerdo con Daniel Medina, director general y fundador de Finccom, una firma especializada en prevención y detección de delitos financieros.

Durante la Cumbre 1000 Empresas Más Importantes de México, organizada por la revista Mundo Ejecutivo de GIN Group, el directivo alertó que el robo de datos personales incrementó debido a que las bases de datos de las empresas son hackeadas. Entre sus consecuencias, alertó, es que los ciberdelincuentes pueden realizar esquemas de fraude al contar con información de carácter personal.

“Es importante que el sector público y privado vayan de la mano para combatir este problema”, dijo Medina. Aseguró que el cibercrimen ha evolucionado a niveles que han dejado pérdidas por 175,000 millones de dólares a escala mundial.

En cuanto a las nuevas reglas que estableció la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en materia ciberseguridad para los bancos, Jimena Mora, directora jurídica de propiedad intelectual y seguridad digital para América Latina de Microsoft, destacó que es importante que tanto las entidades financieras como las empresas tomen acciones para evitar ciberataques.

Esto, dijo, con la intención de reducir los riesgos de sufrir nuevos incidentes como los de abril pasado, cuando un hackeo al sistema de pagos electrónicos interbancarios SPEI provocó pérdidas por 300 millones de pesos a distintos actores del sector financiero mexicano.

“No debemos esperar a que sucedan estos incidentes para tomar las acciones necesarias (...) Es necesario desarrollar productos enfocados en la seguridad de ambas partes”, dijo Mora.