México captará 5,639 millones de dólares en inversiones en el sector siderúrgico entre el 2012 y el 2013, impulsadas en gran medida por el auge del sector automotriz, de acuerdo con proyectos registrados por la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero).

En los siete años previos, del 2005 al 2011, la captación anual más grande fue de 1,297 millones de dólares en el 2007.

El hierro y el acero se encuentran entre los principales insumos para fabricar vehículos, lo que ha sido un fuerte imán para construir nuevas plantas siderúrgicas. La consultoría Global Insight estima que México pasará de producir 2.9 millones de vehículos ligeros en el 2012 a 4.0 millones en el 2019.

Uno de las nuevas fábricas producirá acero galvanizado y arrancará operaciones en julio próximo en Nuevo León, en una alianza entre las empresas argentina Ternium (51%) y la japonesa Nippon Steel (49%), con una inversión de 330 millones de dólares.

La producción de acero de esta alianza se dirigirá a plantas automotrices de México y una parte a otras plantas del mismo sector en Estados Unidos , dijo Celina Villarreal, directora de Fomento a la Inversiones del gobierno de Nuevo León.

Un mes después comenzará operaciones otra fábrica de Ternium en Nuevo León, con una inversiones de 770 millones de dólares, también para producir aceros de alta especificación principalmente para la industria automotriz nacional.

La empresa Altos Hornos de México tenía previsto inversiones por 232 millones de dólares a partir del 2012 como parte de su proyecto El Fénix, en el que ya había invertido 1,116 millones de dólares con el fin de incrementar 40% su capacidad de producción de acero líquido, a 4.75 millones de toneladas por año.

AVANZAN PROYECTOS

El viernes pasado, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, y Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León, colocaron la primera piedra de la Siderúrgica de Linares, donde se fabricará acero plano para la producción de piezas metálicas como tornillos y varillas, con una inversión de 200 millones de dólares.

DeAcero planea arrancar este año una nueva planta de producción de acero en Ramos Arizpe, Coahuila, en la que invertirá 550 millones de dólares y requerirá alrededor de 1,000 empleados.

En una presentación reciente, Máximo Vedoya, director general de Ternium en México, destacó que el país requiere una política industrial integral que fomente el desarrollo de la cadena de valor del sector manufacturero.

[email protected]