México aprueba en general los cambios que acordaron los legisladores demócratas y la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés) vinculados con la puesta a votación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), afirmó Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Hay progreso a todo lo ancho de temas que se han discutido entre la USTR y los demócratas. Estamos revisando. Tienen unas ideas muy creativas que son satisfactorias sobre los temas. Cada uno de los temas por los que perdería el sueño están fuera”, dijo.

La posición de Seade implica que se está cerca de pactar los últimos cambios propuestos a la legislación estadounidense relacionada con el T-MEC y posiblemente otros agregados al nuevo acuerdo comercial, quizás a través de cartas paralelas. Esto es porque si bien se requiere el aval de Canadá, la negociación medular se halla en las concesiones que haga México a Estados Unidos.

Seade conoció estos cambios en una reunión de alrededor de cuatro horas que tuvo ayer miércoles por la mañana con Robert Lighthizer, titular de la USTR, en Washington.

Ahorita ya platicamos las propuesta y todo parece ir en la dirección correcta”, comentó Seade.

Desde junio, los demócratas de la cámara han trabajado con la USTR para abordar preocupaciones clave en cuatro áreas: asegurar el cumplimiento de la legislación laboral; fortalecer las reglas de protección al medio ambiente; fortalecer los derechos de los trabajadores, y disminuir el periodo de exclusividad para datos de patentes de medicinas biológicas.

“Ya tengo propuestas concretas conmigo, las tengo que estudiar con cuidado. (Se trata de) todas las cosas que ya hemos discutido, para adelante y para atrás, para arriba y para abajo, pero tengo que verlas con cuidado”, añadió.

Seade indicó que planea ir a Canadá mañana viernes para discutir más detalles con Chrystia Freeland, vice primera ministra de Canadá.

Estamos llegando a acuerdos. Ahora estamos viendo detalles muy específicos, pero creo que estamos caminando hacia un acuerdo”, dijo Seade.

Freeland, quien se incorporó posteriormente a la reunión, dijo al salir de las oficinas de la USTR que era “imprudente hacer predicciones sobre fechas” y reiteró que no negociaría en público.

“Canadá está absolutamente convencido de que ratificar este acuerdo en los tres países sería un paso positivo para Canadá, para Estados Unidos y para México. Sería positivo para todo nuestro continente”, declaró a periodistas.

Antes de la llegada de Freeland, Seade comentó que él y Lighthizer conversaron telefónicamente, “de manera cordial y positiva”, con ella, con quien se reunieron por la tarde en Washington.

“Tenemos un gran interés en ratificar esto en los tres países”, dijo Freeland, al finalizar esa segunda reunión. “Estamos aquí para hacer el trabajo necesario para llegar allí”, añadió. No obstante, comentó que todavía no se agenda un nuevo encuentro trilateral.

Seade dijo que México está comprometido con hacer cumplir las disposiciones laborales, en particular, y las generales del T-MEC, y que por ello se ha aprobado una nueva ley laboral y un presupuesto suficiente para implementar las reformas en la materia, además del compromiso por escrito que fijó el presidente Andrés Manuel López Obrador para cumplir con las obligaciones de México en ese nuevo acuerdo comercial.

“Cuando lleguemos a un acuerdo, sin duda será una gran mejora en el acuerdo firmado originalmente gracias a los demócratas”, concluyó Seade.

[email protected]