La construcción de las primeras dos pistas del Nuevo Aeropuerto Internacional Ciudad de México (NAICM) y obras complementarias se adjudicó el viernes a grupos integrados por firmas mexicanas: la 2, a Coconal y Vise, mientras que la 3, al de CICSA, GIA + A, La Peninsular y Prodemex. Las propuestas económicas ganadoras fueron de 7,926.2 millones de pesos y 7,359.2 millones (sin IVA) de pesos, respectivamente.

Los trabajos se deberán desarrollar en 735 días naturales, contados a partir del 26 de septiembre próximo, por lo cual se terminarán a finales de octubre del 2018 para ser inaugurada, un mes antes de que termine el actual gobierno federal.

A pesar de que fueron descalificados por cuestiones técnicas la mitad de las ofertas en cada licitación, el director de Infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), Raúl González, descartó que se presenten impugnaciones, porque se trató de un proceso muy transparente .

Dichos procesos, los terceros de carácter internacional que son concluidos en el año, han sido adjudicados a empresas mexicanas (el primero, ganado por Proyectos y Construcciones Urisa para construir las subestaciones y la acometida eléctrica).

Entre las firmas internacionales que participaron sin éxito, solas o en consorcio, se encuentran: Mota-Engil (acompañada de la experimentada ICA), OHL, Isolux Corsán,Odebrecht, Caltia, Aldesem, Sacyr, Acciona y Rubau.

En la ceremonia de fallo de las pistas, el director del GACM, Federico Patiño, destacó la amplia participación de empresas y los invitó a que siguieran participando en los procesos, como ya lo están haciendo en el relacionado con la construcción del edificio terminal (la obra más cuantiosa del proyecto, de 60,000 millones de pesos).

Además, estuvo presente la subsecretaria de Transporte, Yuriria Mascott, quien destacó la participación de la OCDE como acompañante de las licitaciones y la aplicación de los sistemas de contrataciones abiertas mediante los cuales se hará pública toda la información relacionada con las licitaciones del aeropuerto.

Luego de la ceremonia de fallos, el titular de Infraestructura del ?GACM, Raúl González, quien se encargó minutos antes de leer los aspectos técnicos y económicos que se evaluaron en las propuestas, manifestó su interés por la participación de empresas mexicanas en las obras porque son serias y se evitó el riesgo de que se cuele una que cotiza muy bajo y lo más probable es que no cumpla .

¿En cuánto tiempo se pueden impugnar los resultados?

Inmediatamente. No sé la fecha límite, pero pueden hacerlo inmediatamente.

¿Podrá ocurrir eso?

Creo que fue muy claro el fallo, se especificó muy bien por qué fueron descalificadas (las empresas). Si tuvieran la certeza de que hubo un error, entonces lo harían. Fue muy revisado el proceso, muy transparente. Los testigos sociales estuvieron permanentemente revisando, contamos con el apoyo del grupo y Parsons, Tasana (los diseñadores del proyecto). Se revisó muchas veces la información. Cuando había descalificaciones se contó con el respaldo legal debido.

ganadores pista 2: lo que hay que saber

Coconal, con 65 años de experiencia, la constructora ya participa en el desarrollo del NAICM (realiza los trabajos de limpieza y nivelación) y tiene amplia experiencia en el sector de carreteras y concesiones de autopistas. Actualmente tiene a su cargo la rehabilitación de la pista 05L-23R, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Constructora y Pavimentadora VISE, fundada hace 50 años en León Guanajuato, ofrece los servicios de pavimentación, terracerías, plataformas, puentes, caminos rurales, los cuales han sido ejecutados, por ejemplo, en el Aeropuerto Internacional del Bajío y el distribuidor vial Juan Pablo II, ambos en su entidad de origen.

ganadores pista 3: consorcio de magnates

CICSA es una de las subsidiarias de Grupo Carso, del magnate Carlos Slim, que está relacionado con el desarrollo en diferentes áreas de infraestructura, entre ellos: agua, edificación, telecomunicaciones y energía. En temas carreteros ha construido la autopista Tepic-Villa Unión y el libramiento norte de la CDMX.

Prodemex, fundada en 1996, cuenta con cinco divisiones (construcción, concesiones, inmobiliaria, maquinaria y operación y servicios) ha logrado reconocimiento en el sector salud, por su relación con otra empresa de su matriz Grupo Empresarial Ángeles y su red de hospitales. También da mantenimiento a carreteras en el Edomex.

GIA+A, bajo el slogan de Construyendo confianza, participa en construcción con filiales de ingeniería, interiores, arquitectura o concretos, infraestructura, desarrollo inmobiliario y energía. Entre sus fortalezas está el tema de concesiones (construyó y opera el Libramiento de Ciudad Obregón y recién se adjudicó un hospital del ISSSTE en Mérida).

La Peninsular, subsidiaria de Grupo Hermes, construye la primera etapa del tren de pasajeros México-Toluca y en su experiencia dentro del sector carretero suma la autopista Morelia-aeropuerto-entronque autopista México-Guadalajara y la construcción de losas de concreto hidraúlico en Pista del Aeropuerto Ángel Albino Corzo, en Tuxtla Gutiérrez.

Formaron el Consam

GIA+A y Prodemex ganan de nuevo

Conocidos por haber participado en el grupo chino-mexicano que se adjudicó en el 2014 la construcción del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro (proceso que después fue cancelado), GIA+A y Promotora de Desarrolladora Mexicana (Prodemex) volvieron a unir fuerzas exitosamente.

La primera firma es dirigida por Hipólito Gerard, quien es cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari, y la segunda forma parte del Grupo Empresarial Ángeles, presidido por Olegario Vázquez Raña.

Ambas, junto con CICSA (Carso Infraestructura y Construcción), firma del empresario Carlos Slim, y La Peninsular (del Grupo Hermes, de Carlos Hank Rhon), se adjudicaron el viernes pasado la licitación para construir la pista 3 del NAICM.

Debido a la relevancia de los integrantes, a este grupo de constructores se le conoció durante el proceso de licitación mencionado como los cuatro fantásticos . Además, luego de que se anunció el proyecto del NAICM, los nombres de GIA+A y Prodemex se incluyeron en el fallido Consorcio Aeroportuario Mexicano (Consam), donde un grupo de empresas liderado por ICA pretendió unir fuerzas para buscar construir la mayor parte de las obras de la terminal.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx