Las ventas de alimento de mascotas retomarán este 2016 el crecimiento a doble dígito que perdieron desde el 2014, cuando se les aplicó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento.

En el 2014 las ventas simplemente no crecieron; en el 2015 fue de 6%, y este año estaremos alcanzando 10% , indicó en entrevista Gerardo Galindo, presidente de AMascota, la asociación de productores de alimento animal.

Comentó que a la industria le gustaría saber qué se está haciendo con el impuesto que están reteniendo, debido a que hay mucho perro y gato todavía en la calle.

Actualmente el mercado mexicano se está inclinando por las razas pequeñas, relacionado con los espacios en el hogar y estilos de vida, lo que ha impulsado el consumo de croquetas a granel.

Una tendencia en el mercado mexicano es kilear el alimento; es decir, la tiendita tiene su bulto, lo abre y lo va vendiendo por peso , por lo que adelantó que sí hay una tendencia en el futuro a hacer empaques más chiquitos, y que se venda el producto cerrado, pero ello puede encarecer el producto, por eso no ha pasado.

Al 2015 las ventas del alimento de mascotas alcanzaron un valor de 32,000 millones de pesos. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Productores de Alimento para Mascota (Amepa), en México existen 52 millones de personas dueñas de 27 millones de perros y gatos.

Gerardo Galindo también funge como vicepresidente de Malta ?Cleyton, una de las empresas de Grupo Invivo, dueños de las marcas Ganador y Minino, las cuales han conseguido mantenerse en crecimientos de consumo anual de 14%, pese al impuesto en sus productos desde el 2014, apoyados en la innovación premium.

Sus plantas de Morelos y Guadalajara tienen una capacidad máxima de producción de 160,000 toneladas al año, y durante el 2015 produjeron 135,000 toneladas, por lo que desde el segundo semestre del 2016 se están iniciando inversiones para nuevos equipos y expansión, con miras a alcanzar ventas con volúmenes de 200,000 toneladas al 2020.

Ya está retomando ritmo, más de 45% de perros y gatos no son alimentados con alimento completo, entonces todavía existe un potencial ahí , explicó Galindo.

Asimismo, reveló que a inicios de año iniciaron exportaciones a Guatemala y Nicaragua, venta que al momento consiste en un contenedor al mes por país, pero existen expectativas de incrementar esas negociaciones.

maria.rodriguez@eleconomista.mx