Laboratorios Solfran, del Grupo Lomedic, propiedad del delegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, recibió de parte de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el registro sanitario para el genérico de sildenafil, lo que le permite a la compañía ampliar su portafolio de venta de medicamentos no sólo al gobierno, sino al sector privado.

Llama la atención que dicho registro fue emitido por la Cofepris en la tercera semana de enero, justo en momentos en que la industria reclamaba una parálisis de todo tipo de trámites ante la autoridad sanitaria.

Conforme la lista de registros sanitarios entregados en este año por la Cofepris, encabezada por José Novelo, a Laboratorios Solfran SA —y de la cual este diario tiene una fotografía—, le fue otorgado por dicha autoridad el registro número 018M2019 que corresponde al genérico de sildenafil.

El nombre del respectivo genérico de sildenafil que le autorizó este año la Cofepris a Laboratorios Solfran es Orthiox y su registro sanitario tiene vencimiento con fecha del 17 de enero del 2024.

El sildenafil es la sustancia base del emblemático Viagra, prescrito para problemas de disfunción eréctil en varones, cuya versión innovadora original de referencia fue lanzada hace más de 20 años por la farmacéutica estadunidense Pfizer. A la fecha sigue siendo uno de los fármacos más vendidos y cotizados del mercado terapéutico no sólo en México, sino en todo el mundo.

De acuerdo con estadísticas de la industria farmacéutica, las ventas de Viagra y sus versiones genéricas suman 1,414 millones de pesos anuales, de los cuales la gran parte se dan en sector privado (1,408 millones), en tanto que el mercado público (lo que adquieren instancias de gobierno) representa 5.6 millones de pesos.

Este mercado es de los más cotizados en la industria de medicamentos y está repartido actualmente entre unas siete empresas proveedoras, que si se lo repartieran a partes iguales le significaría ingresos a cada una por 200 millones de pesos. Este año fueron varias las empresas que solicitaron a la Cofepris el respectivo permiso para poder vender el tan cotizado genérico de sildenafil. A quien la autoridad se lo otorgó fue a Laboratorios Solfran en enero pasado.

La proyección de Laboratorios Solfran ha sido notoria en los últimos años, sobre todo a partir de que logró en el 2018 la obtención de otro registro también altamente cotizado, que fue el 065M2018 correspondiente al genérico de omeprazol.

La versión en tabletas de omeprazol es de venta libre (sin receta) y representa otro de los segmentos más grandes del mercado mexicano de medicamentos, pues sus ventas ascienden a cerca de 1,200 millones de pesos anuales. En tanto, la versión inyectable de omeprazol, que es prescrita por los médicos para problemas gastroesofágicos, suma 423 millones de pesos.

Laboratorios Solfran recibió registro en el 2018 para ambas versiones, y es de esperarse que participe con estas claves ofertando sus precios en la compra consolidada que está en curso y cuyo fallo será emitido por el gobierno en los primeros días de julio.

La empresa que el mismo Lomelí Bolaños admitió públicamente que es de su propiedad —la cual comparte con su esposa Karina Lucía Navarro Pérez— recibió también de la Cofepris registro de carbamazepina, usada para tratar convulsiones y dolor de nervios como neuralgia del trigémino y neuropatía diabética y, asimismo, para trastorno bipolar.

Por otro lado, vale señalar que Laboratorios Solfran, como titular de registros, sí aparece en la lista emitida por la Secretaría de Salud de 311 empresas licitantes que expusieron interés de participar y fueron aceptadas para dar posturas de venta en la compra consolidada LA-012000991-E82-2019, que será para abastecer durante el segundo semestre al IMSS, ISSSTE, Secretaría de Marina, Petróleos Mexicanos, Prevención y Readaptación, así como para 25 entidades federativas a través del Seguro Popular.

[email protected]