Las licitaciones de las dos obras de transmisión de energía más grandes en la historia del país: para interconectar mediante corriente directa de alto voltaje (HVDC, en inglés) la península de Baja California (BC) con el resto del país, además de la red que irá del Istmo de Tehuantepec al centro, han atraído a 22 y 28 participantes, respectivamente, entre los cuales se encuentran las firmas con los récords en este tipo de tecnologías a nivel global, constructoras y gestoras mexicanas y una proporción importante de empresas chinas, incluso con proyectos inconclusos.

En el caso de la línea que unirá al sistema aislado de Baja California con el Sistema Interconectado Nacional a través de Sonora, cuyo costo será de aproximadamente 1,100 millones de dólares para la transmisión de hasta 1,500 megawatts en 700 kilómetros, la Secretaría de Energía que conduce la licitación informa en el micrositio del concurso que hasta el momento hay 22 participantes, aunque 109 empresas han mostrado interés en la licitación cuyo fallo está previsto para el 14 de diciembre.

Por otro lado, en la licitación para la línea de Ixtepec, en Oaxaca, a Yautepec, Morelos, que conduce la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que llevará 3,000 megawatts por poco más de 600 kilómetros con un costo aproximado de 1,700 millones de dólares, los registros de visitantes interesados a los sitios tienen 28 firmas registradas, de las cuales ocho participan también en la licitación de Baja California. El fallo de esta licitación está previsto para el 4 de julio.

Empresas interesadas

De acuerdo con la industria, ambas obras requerirán de la participación de consorcios compuestos por un socio tecnológico, un constructor y operador del proyecto y otros probables socios financieros o de gestoría. Así, se observa la participación en ambas licitaciones de las empresas líderes mundiales en tecnología HVDC: la suiza ABB, que actualmente construye la línea Xiangjiaba-Shanghai, en China, que será la más potente del mundo; la alemana Siemens, que a su vez construye la interconexión Francia-Inglaterra por el Canal de la Mancha, y la estadounidense GE, cuyos equipos componen la red más grande de Corea del Sur.

Como potenciales operadores de ambos proyectos participan las españolas Abengoa e Iberdrola, la estadounidense Mastec, la italiana Techint y la china Sinohydro, cuya construcción de la hidroeléctrica Chicoasén II de la CFE fue quedó inconclusa en Chiapas ante la falta de negociaciones con la comunidad.

En el proyecto del norte del país destaca también la participación de firmas como la francesa Engie, la filial de Sempra en México, IEnova, y China Electric Equipment and Technology junto con China Energy Engineering Corporation; mientras que en la línea Istmo-Centro asistieron a las visitas de sitios la hidroeléctrica más grande de Canadá, Hydro Quebec, las mexicanas ICA Fluor y Arendal y hasta la hindú Kalpataru Power Transmission, entre otras.

Línea de Baja California

  • Para conectar a Baja California con el resto del país se llevará a cabo la construcción e instalación de una nueva línea de corriente directa de alto voltaje (HVDC, por su sigla en inglés) que correrá en dos sentidos, con una longitud estimada de 700 kilómetros lineales que serán 1,400 kilómetros circuito en un nivel de tensión de más menos 500 kilovoltios y una capacidad de transmisión de 1,500 megawatts.
  • La obra requerirá una inversión de 1,100 millones de dólares. El proyecto Interconexión BC-SIN, permitirá aprovechar la instalación de energía eléctrica principalmente renovable en la entidad, que cuenta con la potencial instalación de más de 1,000 megawatts (1.5% de la capacidad nacional actual) eólicos y solares al 2021.

Línea Istmo-centro

  • El mayor proyecto de transmisión en la historia del país: la línea de corriente directa de alto voltaje con capacidad de transportar 3,000 megawatts a través de 1,200 kilómetros circuito a una potencia de 500 kilovoltios del istmo de Tehuantepec al centro del país, contempla una inversión de 1,700 millones de dólares y la entrada en operación comercial en el 2021.
  • Para desarrollar el proyecto denominado “303 LT en Corriente Directa Ixtepec Potencia – Yautepec Potencia”, la CFE realizará una asociación público-privada, en un esquema comercial conocido como Construye, Opera y Transfiere (Build, Operate and Transfer o BOT), que contempla un esquema de pagos iguales durante 25 años, a partir de la entrada en operación del proyecto.

kgarcia@eleconomista.com.mx