Pese a que en este sexenio se llevaron a cabo reformas estructurales, éstas no contribuyeron a mejorar la productividad, lo que hace inaceptable que no haya un México distinto, con un avance muy limitado en la productividad laboral, estimaron especialistas.

En el sector servicios, viene a menos la productividad, muestra que hay dos Méxicos, y lo que describe es que tenemos un país que ha desarrollado clústeres industriales e infraestructura, que tiene mucho por hacer, y hay grandes armadoras que se han venido a asentar en nuestro país, pero hay otro país en donde prevalece la informalidad y la falta de seguridad pública de aseguramiento de bienestar que deja mucho que desear , comentó María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

Asimismo, señaló que en este sexenio se ha logrado una cifra importante de empleos -se llegó a los 3 millones de puestos- que en realidad debió dar para más, después de tener una aprobación de las reformas históricas, entre ellas energética y telecomunicaciones, pero lamentablemente hemos tenido empleos de bajo salario y con un paquete de recuperación que verdaderamente muestra que seguimos en la precariedad , dijo.

No tenemos plazas laborales de valor, dado que no hemos apostado a fortalecer nuestra economía en temas como la innovación y el desarrollo, y la calidad. Las empresas lo que tratan es de obtener ventaja con los bajos sueldos y mano de obra; por un lado hay una oferta de mano de obra, y se toma la decisión de pagar mal .

En ese sentido, la actual administración no puede decir que no tuvo todo el respaldo para avanzar, lo que marca la diferencia es que con todo y las reformas no veamos un México distinto. Lo que sí se declaró e impulsó fue una orden de Peña Nieto para elevar la productividad, pero nunca funcionó, porque no hay compromiso para avanzar, explicó.

A su vez, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico AC, comentó: La economía avanza de manera m uy limitada, pues hay sectores en donde, como es servicio, hay muchas disparidades y no avanza. Por ejemplo, en los servicios financieros algunos pueden tener mayor crecimiento, pero en términos generales el sector terciario muestra un avance limitado y heterogéneo .

Aún en la parte de manufactura y la parte industria, dijo el especialista, los resultados son limitados por el hecho de que la mayor parte del sector industria no ha tenido un buen año, y en los últimos tres ha tenido resultados que no han sido positivos de manera significativa, lo que en su conjunto plantea que la parte laboral no ha podido elevar su productividad .

En el caso de la innovación, México no ha logrado tener avances importantes, es más, detalló el experto José Luis de la Cruz, al inicio del sexenio se impulsó la Ley para el Incremento Sostenido y la Productividad y Competitividad de la Economía Laboral, puntualizó.

Esa ley, que se desprende del diagnóstico correcto de que el país tenía que elevar su productividad, que lo único que demostró fue que apoyando leyes no es suficiente si los mismos no llegan a l sistema productivo , concluyó.