El craqueador catalítico de la mayor refinería de Venezuela, la de Amuay, se encuentra detenido desde el domingo, dijeron a Reuters un trabajador de la planta y un líder sindical.

La instalación, ubicada en la costa occidental del país OPEP, está produciendo al 50% de su capacidad instalada de 645,000 barriles por día (bpd) de crudo, precisó Iván Freites, dirigente sindical y feroz crítico del Gobierno.