El Instituto Mexicano de la Radio (Imer) no sólo vive una crisis por las restricciones financieras, tras sufrir un recorte de 10.8% en su presupuesto del ejercicio de 2019 y  por una reserva presupuestal de 11.42 millones de pesos que aplicó la Secretaría de Hacienda el pasado 8 de mayo, el grupo radiofónico además ha observado una serie de bajas notables de público en sus emisoras más conocidas.

De acuerdo con mediciones de la firma de análisis INRA, el Imer ha perdido share desde enero en las mediciones generales de las bandas de AM/FM y estaciones emblema como Horizonte 107.9 FM han perdido un promedio de 15,000 oyentes netos entre enero y mayo.

El Imer anunció este martes 25 de junio que corre el riesgo de cerrar programaciones y prescindir definitivamente de 240 trabajadores ante la ausencia de recursos financieros para pagar sueldos, rentas, comprar insumos y también para cumplir con las cuotas de tránsito que tiene convenidas con su gremio sindical.

Por su parte, el Consejo Ciudadano del Imer teme que una eventual salida de estaciones del aire pueda contravenir la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), y que ello derive además en que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) analice revocar concesiones al Imer, esto en un escenario extremo.

“En el caso del Imer las frecuencias asignadas además cumplen una función social muy específica y el Estado debe garantizar que el medio ofrezca lo mejor de todos los niveles de la cultura al mayor número de personas en todas las entidades de la República. Si se suspende este servicio público de radiodifusión, el Imer debe reponerlo a la brevedad o corre el riesgo de que el IFT le revoque la concesión, porque debe velar por ese uso eficiente del espectro y sus derechos fundamentales asociados”, dijo Jorge Bravo, presidente del Consejo Ciudadano del Imer.

No se conocen elementos firmes que relacionen la baja de audiencia del Imer con los recortes financieros que sufre ese grupo radiofónico, pero es irrefutable que el Imer sí enfrenta un problema para conseguir más audiencia desde que inició el 2019.

El Imer, de acuerdo con INRA, tenía un share general de 3.5% en enero y de 3.4% en mayo. El dato parecería menor, pero en un mercado valorado en 16.7 millones de radioescuchas potenciales para la Ciudad de México y su área metropolitana, este parámetro resulta importante a considerar, estima la agencia.

Deben analizarse finamente los números de las estaciones del Imer. Como ejemplo, la emisora Reactor 105.7 FM tenía en enero un alcance de 142,713 oyentes y de 146,696 radioescuchas al último día mayo; sin embargo, el share de la estación bajó de 1.39 a 1.29% en ese mismo lapso. En otro ejemplo, Horizonte FM pasó de tener un share de 0.77 a 0.58%, aún con el hecho de que prácticamente es la única emisora de esta plaza que transmite una programación afincada en el jazz.

En enero, el Imer tenía un promedio de 374,373 radioescuchas diarios en la Ciudad de México; la cifra aumentó a 378,356 oyentes en mayo, pero el share se mantuvo a la baja.

La estación mejor posicionada del Imer es Reactor 105.7 FM, que un rating de 0.142 puntos es la emisora 24 más escuchada de la CDMX.