La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) asignó a la empresa GAMI Ingeniería e Instalaciones, filial de Grupo INDI, la construcción de dos viaductos que permitirán la conexión carretera de libre acceso hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

El monto de los contratos suma 1,259.6 millones de pesos y entre las empresas a las que se impuso en el nutrido concurso están: ICA, Constructora de Proyectos Viales de México, Prodemex, Irkon Holdings, Vise, Omega Construcciones y Aldesem.

Uno de los viaductos será de 2 km de longitud (843.7 millones de pesos) y el otro de 0.6 km (415.9 millones de pesos). A detalle, las obras que deberán estar concluidas en 230 días naturales, consisten en la “construcción de viaducto elevado, mediante la construcción de terracerías, obras de drenaje, pavimentos, estructuras, obras complementarias, obras inducidas, iluminación y señalamiento en el Estado de México”.

Entre las 17 propuestas que recibió la SCT para los viaductos, las entregadas por GAMI estuvieron entre las nueva más bajas.

De acuerdo con información de la dependencia, las dos obras forman parte de la vialidad Tonanitla (el acceso principal y libre de peaje para el nuevo aeropuerto que requerirá de una inversión total de 1,950 millones de pesos, tendrá una extensión de 10.5 km y también será licitado por la SCT).

La constructora mexicana

El interés de GAMI Ingeniería e Instalaciones por participar en los grandes proyectos de infraestructura que desarrolla el actual gobierno federal se aprecian en las dos grandes licitaciones donde presentó (en asociación con otras firmas) “competitivas” propuestas técnicas y económicas.

La de mayor monto se relaciona con el concurso que fallará el 26 de mayo el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) relacionado con la compra de material rodante, sistemas electromecánicos y construcción de talleres para el Tren Maya, donde se alió con el fabricante francés Alstom y Construcciones Urales (filial del español Grupo Azvi).

Con la segunda firma también construye el tramo 3 del Tren Maya, que se adjudicó luego de participar en una licitación de carácter internacional.

Además, GAMI Ingeniería e Instalaciones y Jaguar Ingenieros Constructores entregaron recientemente a la SCT la oferta más baja, 403.6 millones de pesos, para construir la estación Vasco de Quiroga que se ubicará en el tramo 3 del tren México-Toluca. De tener éxito, están en posibilidad de adjudicarse también la construcción de puente atirantado que implica una inversión cercana a los mil millones de pesos.

Todas las obras referidas, deberán estar concluidas antes de que termine la actual administración, por lo que cuentan con supervisión directa del Presidente Andrés Manuel López Obrador. “Yo mismo haré seguimiento de los trabajos y estoy comprometido a poner una placa con el nombre de la empresa constructora correspondiente”, ha dicho el mandatario.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx