La Procuraduría General de la República (PGR) emitió una orden de búsqueda y presentación en contra de Roberto Glenn Cárdenas, Managing Director de Citibank, para presentarlo como testigo en el caso que se sigue entre Banamex y la naviera Oceanografía.

L a autoridad espera que el funcionario bancario explique su participación en el caso que Banamex inició en contra de la empresa de servicios petroleros Oceanografía, por un supuesto fraude que involucró facturas falsas cobradas desde el banco por más de 400 millones de dólares, según consta en actas.

La orden de presentación se obsequió cuando Glenn Cárdenas no se presentó a la diligencia que tenía el 2 de junio pasado. En cumplimiento de esa orden es que se presentó un oficial de la Policía Federal Ministerial en las oficinas de Banamex, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, sitio que está registrado como el lugar de trabajo del funcionario bancario; sin embargo, la vigilancia de la dirección jurídica del banco negó conocer al directivo.

En vía de mientras, y para poder evitar ser detenido, Glenn Cárdenas tramitó un amparo y logró la suspensión provisional, parte del juicio de amparo 443/2016, a fin de no tener que presentarse en el juicio. Hasta ahora, el directivo ha evitado a asistir a una serie de diligencias que han sido programadas ante las autoridades.

El documento está firmado por el juez Rubén Darío Noguera Gregoire, juez decimocuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México.

El funcionario de Citi está citado para una nueva diligencia el 21 de julio del 2016 y en caso de que no se presente, es procedente ordenar su presentación por conducto de la fuerza pública en la fecha y hora que se indica en líneas precedentes .

La presentación es responsabilidad de la Policía Federal Ministerial, que depende de la PGR, por conducto de la agente del Ministerio Público de la Federación.

De acuerdo con las actas, cuyas copias tiene El Economista, a lo largo del proceso se ha notado que varios funcionarios públicos y peritos de la PGR no han asistido a las diligencias que les corresponden.

Como parte del proceso legal que se sigue entre ambas entidades, se requiere que estén presentes funcionarios involucrados en la investigación, es el caso de Ricardo Andrés Cacho García, que es el director general de Control Procedimental de la Subprocuraduría Fiscal Federal de Investigaciones; así como de la perito Ana Marta Reynoso Mendoza, que cada vez que necesita estar presente en una audiencia presenta una licencia para exculparse de asistir a rendir su testimonio.

Noguera Gregoire, juez de la causa, indicó en sus documentos que la Coordinación General de Servicios Periciales de la PGR debe de ordenar la presentación de Ana Marta Reynoso Mendoza.

luis.carriles@eleconomista.mx