El sector privado confió en que el Banco de México (Banxico) mantenga la misma línea de la Reserva Federal, de no modificar su política monetaria, con el fin de evitar distorsiones negativas en la economía mexicana.

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector privado (CEESP), México tiene una economía mucho más diversificada y menos expuesta a la caída de los precios de las materias primas; sin embargo, los mercados internacionales siguen mostrando elevados niveles de volatilidad.

Se puede afirmar que la evolución reciente del peso no refleja desequilibrios económicos internos, sino que responde principalmente a factores externos. En este contexto, destaca la posición del Banxico, que ha seguido la política cambiaria correcta al conservar la flexibilidad de la moneda , refirió.

En su análisis económico semanal, el organismo privado aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), explicó que la depreciación del tipo de cambio ha permitido que el país gane competitividad en los mercados internacionales.

Nuestro banco central deberá estar atento, aun en esta clara diferenciación de México, para seguir cumpliendo con su mandato de mantener el poder adquisitivo de la moneda, como exitosamente lo ha venido haciendo , recomendó.

No obstante, para los analistas económicos existen detalles sobre los que es importante estar atentos, como es el déficit que han alcanzado las cuentas externas del país y los niveles de endeudamiento público.

El CEESP recordó que hasta el tercer trimestre del 2015, el déficit en cuenta corriente representó 2.9% del PIB, lo que significó el porcentaje más alto para el mismo periodo desde 1988. Es probable que rebase 3% del PIB para el 2015 , estimó.

En el caso del sector púbico, indicó, es evidente que ante fuentes de recursos internos débiles la solución ha sido un mayor déficit de las finanzas públicas en los años recientes, lo que ha propiciado un aumento en la deuda pública interna y externa reflejado, en ambos casos, en el aumento del pago de intereses al exterior.

Lo anterior, abundó, lleva a recordar la importancia que tiene la estabilidad macroeconómica en momentos de desequilibrios en el exterior.

[email protected]