El conflicto comercial entre Inmobiliaria Fumisa y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) tomó un nuevo rumbo legal. El Juzgado 29 de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal publicó una sentencia interlocutoria donde se decreta que las medidas precautorias contenidas en el interdicto, el mismo que la empresa consideraba su principal respaldo, quedaron sin efecto a partir del 1 de enero del 2014.

Las partes han sido enteradas y éstas lo han notificado a los arrendatarios de los espacios comerciales, cuya posesión se encuentra en disputa.

Así, queda sin efecto la protección posesoria de la Inmobiliaria Fumisa, que pretendía extender su plazo de explotación de 732 locales comerciales, 42% de los 2,000 cajones del estacionamiento internacional y 11 pasillos telescópicos, en la zona internacional de la Terminal 1 , refirió en un comunicado el aeropuerto.

La directora de American Airlines, Tony Gutiérrez, consideró que esta situación les ha generado incertidumbre y que en la matriz de la aerolínea, en Estados Unidos, están analizando el caso. A la fecha, sus superiores no han establecido a quién pagarán las rentas actuales.

Lo mejor de todo es que ha habido voluntad para no afectar las operaciones de nosotros y de ninguna otra empresa, porque al final del día lo más importante es que todos podamos atender a nuestros clientes , comentó. La línea aérea ocupa en la parte internacional de la Terminal 1 del AICM 10 mostradores para documentar a sus pasajeros, una oficina para sus operaciones y un salón de atención VIP.

FUMISA SE DEFENDERÁ

En un comunicado, la firma inmobiliaria que durante los últimos 20 años subarrendó los espacios comerciales expresó que la sentencia no es definitiva y la calificó de ilegal e injustificada, entre otras razones, porque la sentencia que ahora revocó el Juez 29 había sido confirmada por la Décima Sala Civil, quien a su vez es su superior jerárquico, y previamente a la publicación de la sentencia .

Indicó además que no se revierte la posesión de las áreas que comercializa y que combatirá en las instancias debidas dicha resolución. El martes pasado, el director del aeropuerto, Alfonso Sarabia, aseguró en entrevista que su equipo jurídico determinó que el contrato con Fumisa había terminó el último día del 2013 y que en lo subsecuente eran los administradores de los espacios.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx