Un juez mexicano concedió una suspensión definitiva en contra de varios artículos de la recientemente aprobada Ley de Hidrocarburos, con la que el Gobierno quiere aumentar la presencia del Estado en el sector, mostró este lunes un documento judicial.

La suspensión "debe tener efectos generales", de acuerdo a la resolución, lo que significa que favorecerá a todas las empresas sujetas a la ley.

La medida otorgada por el juez ampara a las compañías en contra de lo dispuesto en el artículo 57 de la Ley de Hidrocarburos, que establece que la autoridad puede realizar una ocupación temporal de instalaciones de permisionarios, intervenir los permisos o suspenderlos.

Además dispone que empresas productivas del Estado, en este caso Pemex, podrán asumir las operaciones permisos suspendidos o intervenidos.

La medida del juez también revierte dos transitorios de la ley e impide que la autoridad pueda revocar permisos que incumplan con el almacenamiento mínimo requerido por la Secretaría de Energía o que infrinjan cualquier disposición de la norma.

De acuerdo al documento, el juez ordena a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que publique en un lapso de tres días su decisión, de lo contrario estaría sujeta a una multa, así como todos los funcionarios que no la acaten, los cuales podrían incluso recibir penas de prisión.