La Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México adjudicó este lunes a Irkon Holdings, Consorcio de Ingenieros, Constructores y Consultores, PINL y Corporación Nacional de Servicios Nacionales un contrato por 419.9 millones de pesos para construir la primera etapa del centro de transferencia modal (Cetram) de Indios Verdes, donde se vincularán los sistemas de transportes Metro, Mexibus, Cablebus y Metrobus.

El plazo de ejecución de los trabajos es de 420 días y deben iniciar el próximo dos de noviembre. Los recursos de la obra los proveerán Banobras y el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

La oferta ganadora (liderada por Irkon Holdings, presidida por Nicolás Carrancedo e integrante del Grupo Inmobiliario Carr) fue la segunda más baja de las ocho que recibió la dependencia el pasado nueve de octubre (se preveía que el costo del Cetram sería de 483 millones de pesos). Entre los competidores en la licitación pública estuvieron: EPPCOR, Prodemex, ICA, Rubau y Jaguar Ingenieros Constructores, que ante la escasez de obra pública lideraron grupos que sumaron a 21 empresas.

“Los trabajos consisten en realizar la adecuación vial de los carriles centrales de la Av. Insurgentes Norte así como la construcción de las estaciones del Metrobús y Mexibús que estarán adosadas a la estación terminal Indios Verdes de la Línea 3 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, resaltando que se deberá de conservar los carriles que actualmente están en operación para el tránsito cotidiano, ya que esta arteria vial es y será considerada una de las vías primarias para la interconexión con el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía”, se explicó a los interesados.

Durante el proceso de licitación, Prodemex, ICA Constructora y Epccor (empresas con amplia experiencia en México, por ejemplo, las tres participaban en el cancelado aeropuerto de Texcoco) habían solicitado un mayor plazo para entregar las propuestas, lo cual fue aceptado y se pospuso la entrega de ofertas técnicas y económicas del siete de septiembre al nueve de octubre.

El consorcio ganador debe realizar los trámites necesarios para la ejecución de los trabajos con la alcaldía Gustavo A. Madero, el sistema de aguas local y otras dependencias locales. A nivel federal, tendrán que tener las autorizaciones del INAH, el INBA y la CFE. El viernes pasado, la Secretaría de Obras y Servicios le informó a Dirac, Ingenieros y Consultores que les asignaban directamente un contrato por $12.3 millones para supervisar los trabajos constructivos referidos.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx