El presidente ejecutivo de Interjet, Miguel Alemán Magnani, estimó que al cierre del presente año habrán transportado poco más 10 millones de pasajeros, lo que representará un incremento de 20% respecto del 2014, aunque descartó que en el corto plazo disminuyan el precio de sus boletos como consecuencia en las bajas del costo de la turbosina, que oscila en 38% durante los últimos dos meses.

Es importante que se sepa que cuando el precio (del petróleo) está alto algunas aerolíneas lo traspasan a los pasajeros y nosotros no. Como no lo traspasamos, nos reservamos cuando está abajo el precio , comentó.

Sin embargo, dijo que han implementado estrategias con ventas outlet, con descuentos de hasta 60%, como la que culminó.

En conferencia de prensa para anunciar un par de tarjetas de crédito con Grupo Financiero Inbursa, Magnani refirió que luego de 10 años, que en la industria de la aviación son como 50 , mantienen su confianza en el crecimiento económico de México, y por tanto sus planes de expansión.

A la fecha, la aerolínea cuenta con 52 aviones, tiene una participación de 24% (la mayor) en el mercado nacional y en los últimos tres meses han abierto 10 nuevas rutas, para alcanzar cerca de 50 ciudades en México, Estados Unidos, Guatemala, Costa Rica, Cuba y Colombia.

De acuerdo con cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil, entre enero y noviembre pasado la línea aérea movilizó 7.9 millones de pasajeros, 90% en el mercado doméstico.

Respiro financiero

El director general de Interjet, José Luis Garza, consideró que la baja en los precios del petróleo es un asunto favorable para la aviación en todo el mundo, porque alivia una tensión al permitir una ventaja financiera relevante con su principal insumo.

Cuestionado sobre la posibilidad de trasladar la baja a los boletos, dijo que por el momento no es posible hacer dicha aseveración debido a que intervienen diversas variables.

Con la alianza lograda entre las firmas mexicanas (Interjet e Inbursa), la línea aérea busca llegar un nuevo nicho de mercado, principalmente los viajeros de negocio, para ofrecer nuevos productos que la ayuden a mantener el liderato en la aviación mexicana, además de incentivar la bancarización, proporcionando a nuestro clientes atractivos beneficios para viajar , se informó.

Se expandirán más de tres puntos en el 2015

Márgenes de aerolíneas crecerán por crudo barato: Moody’s

La caída en los precios del petróleo y el consecuente abaratamiento de los combustibles beneficia a la industria aérea global porque mejorará sus márgenes de operación muy por encima de lo pronosticado.

De acuerdo con un informe de Moody’s Investors, los precios del combustible cambiaron la perspectiva de la industria aérea mundial de estable a positiva porque la fuerte caída en los costos de combustible de las empresas de aviación reforzarán su desempeño financiero.

En su informe Costos más bajos de combustible impulsarán márgenes de beneficio operativo; con crecimiento de la renta aún constreñido , la firma modificó sus márgenes de operación para la industria, que podrían ser de entre 12 y 14% en el 2015 y de 11.5 a 13.5% en el 2016, muy por encima de su estimación de 8.5 a 9.5% para el cierre del 2014.

Estos precios van a permitir que las empresas busquen aumentar sus destinos y desarrollar nuevos mercados, con una demanda de viajes superior impulsada también por un mayor crecimiento económico.

La demanda de pasajeros, que se mide como kilómetros-pasajero, podrá crecer 5 y 6% en el 2015 y el 2016, respectivamente. El precio medio del combustible de avión disminuyó en 1 dólar por galón o más para el 2015 y, según la calificadora, los costos de combustible agregados para las aerolíneas estadounidenses disminuirán unos 15,000 millones de dólares. (Luis Carriles)

alejandro.delarosa@eleconomista.mx