Cosmocolor, Hyosung Solutions, Diebold México y Atria Solutios son algunas de las ocho empresas que han manifestado su interés por vender a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hasta 2,700 cajeros para sucursales del Banco del Bienestar.

De acuerdo con las bases de licitación, la dependencia recibirá el próximo jueves las propuestas técnicas y económicas con la finalidad de que el fallo se haga público la mañana del 11 de mayo.

En julio del año pasado, el Banco del Bienestar canceló por falta de recursos un contrato por un monto de máximo de 10,800 millones de pesos para comprar 8,000 cajeros automáticos a VivColmex, firma en la que tiene participación el actual dueño de Interjet, Alejandro del Valle.

El empresario ha dicho que contactó directamente al fabricante líder Hyosung para esa venta al banco (los cajeros eran de carga de dinero delantera y los que ahora comprará la Sedena serán de carga trasera).

“Entendimos la cancelación pasada y no hicimos ninguna protesta legal. Ahora estamos analizando la nueva licitación y queremos participar”, dijo Del Valle en una rueda de prensa el mes pasado.

En el concurso que está en marcha participa como testigo social Arturo Rosales, como representante de la Academia de Contratación Pública.

Digita Víctor, Servicios Administrativos BSS, Grupo de Tecnología Cibernética y Techmagui son las otras empresas que mostraron su interés en la licitación, de acuerdo con el acta de junta de aclaraciones con fecha del 16 de abril.

La Sedena asume compra

Además de construir las sucursales bancarias, la Sedena, por instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador, asumió el año pasado la tarea de equipar todas las sucursales.

La decisión de adquirir los cajeros con carga de dinero trasera fue tomada por la dependencia convocante.

Otras de las características que deben tener son: monitor multitouch de 15 o 16 pulgadas, pantalla con filtro de privacidad, protección de luz solar, módulo lector contactless, biométrico de lector de huella digital, entrada para audífonos, cuatro caseteras con capacidad de dotación de al menos 2,700 billetes, capacidad para dispensar hasta 50 billetes por transacción y datos de prevención de ataques explosivos.

Entre las preguntas realizadas a la Sedena está si el contrato relacionado será por 12 meses, a lo que respondió que no, que será por siete meses: de la fecha del fallo al 31 de diciembre próximo.

Una empresa sugirió tener un plazo adicional de 150 días para hacer las entregas de los cajeros, lo se rechazó porque se busca igualdad de condiciones para todos los participantes, por lo que se deberán apegar a los requisitos establecidos.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx