La paridad cambiaria entre el peso y el dólar por el incremento en el uso de combustibles importados golpeó a las finanzas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que en acumulado al tercer trimestre del año reportó una pérdida neta de 37,806 millones de pesos, en contraste con los 34,460 millones de pesos de utilidad que obtuvo en el mismo periodo del año pasado.

La estatal obtuvo ingresos por venta de energía de 359,822 millones de pesos, que representan un incremento de 0.5% en comparación con el mismo lapso del 2017. Sin embargo, el costo de ventas de la empresa se incrementó en 29%, ubicándose en 325,959 millones de pesos.

“Los ingresos de enero a septiembre son 10,115 millones de pesos menores a la meta de ingresos programada para el mismo periodo, debido a la fórmula de tarifas de la Comisión Reguladora de Energía”, aseguró la estatal eléctrica.

En tanto, durante el tercer trimestre del 2018, la CFE registró una utilidad neta de 2,058 millones de pesos, resultado de ingresos por venta de energía de 107,979 millones de pesos y una utilidad cambiaria de 14,723 millones de pesos, que para este tercer cuarto benefició a la empresa.

Este resultado positivo se explica en parte por el incremento en los ingresos registrados por la CFE entre julio y septiembre del presente año. En este sentido, estos aumentaron en 24,017 millones de pesos, es decir, 20% cuando son comparados con los ingresos reportados en el mismo periodo del 2017.

El aumento en ingresos se debió, en su mayor parte, a mayores ventas por concepto de energía eléctrica, al reconocimiento parcial del subsidio a las tarifas eléctricas para usuarios finales otorgado por el gobierno federal y a un incremento en venta de combustibles a terceros.

Sin embargo, aún se registran ingresos por venta de energía durante el período enero-septiembre por 10,115 millones de pesos menores con respecto a los ingresos programados durante el mismo periodo, ocasionados por la implementación de la metodología tarifaria por parte de la Comisión Reguladora de Energía que ha registrado diversos ajustes en el año.

Por su parte, los costos de combustibles en el tercer trimestre del 2018 tuvieron un incremento de 65% respecto al mismo periodo del 2017. Esto se debió principalmente a un incremento en los precios de referencia, falta de disponibilidad de gas, así como mayores costos asociados a la venta de combustibles a terceros.

Durante el tercer trimestre del 2018, la utilidad bruta de la CFE, es decir, aquella que se obtiene al calcular las ventas menos los costos de explotación, fue positiva por 14,807 millones de pesos.

A su vez, se observó una disminución en el costo financiero asociada a la apreciación del tipo de cambio peso/dólar observada en el periodo. Cabe destacar que, a diferencia del costo financiero incurrido en el tercer trimestre del 2017 de 15,800 millones de pesos, en el tercer trimestre del 2018 se logró un costo financiero a favor de 2,556 millones de pesos. Esto fue resultado de una utilidad cambiaria por 14,724 millones de pesos.

[email protected]