Cancún, QR. La construcción del Tren Maya ya inició en sus cuatro primeros tramos; las obras consisten en el mejoramiento de la vía y modernización de estaciones preexistentes en el tramo Palenque-Izamal, así como ampliación de la carretera Izamal-Cancún a cargo de Ingenieros Civiles Asociados (ICA).

Así lo informó Alejandro Varela Arellano, director jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), quien añadió que Quintana Roo será uno de los estados más beneficiados por el proyecto, ya que los tramos 4 y 5 implican no sólo el tendido de nueva vía, sino la ampliación los tramos carreteros Izamal-Cancún y Cancún-Tulum para abrir espacio a la vía férrea.

En ambos casos el ancho de la carretera no sólo se extenderá para abrir paso al Tren Maya, que pasará por en medio, sino para mantener los cuatro carriles en ambos sentidos que actualmente tienen ambas arterias. Los trabajos en el tramo 4 generarán 12,000 empleos y otros 15,000 en el tramo 5.

Recordó que en el caso de la carretera Izamal-Cancún la concesión la tiene desde hace varios años ICA, con la cual negociaron otorgarle de manera directa la concesión del tren, pues le salía más barato al gobierno federal que indemnizarlos.

A dicha concesión le restaba aún 30 años en manos de ICA, con un aforo aproximado de más de 8,000 vehículos diarios en el 2020, pero no tiene actualmente ni la mitad de eso. “Si vamos a utilizar su derecho de vía, la forma más fácil era darles la concesión directa para el Tren Maya, porque indemnizarlos era mucho más caro, y aún teníamos que construir la obra; además era lo más inmediato para poder iniciar la obra”, explicó el funcionario.

Empresas locales

Varela Arellano añadió que se está procurando que la subcontratación para las distintas obras beneficie principalmente a las empresas locales, pues ese fue uno de los compromisos hechos incluso durante la campaña presidencial del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Desde un principio supimos que este proyecto tenía que hacerse no sólo por una empresa, sino por muchas, porque en algunos casos hemos sabido que estas grandes empresas se aprovechaban de los locales; los apretaban en los precios, y se iban sin pagarles, en vez de que dejaran un sentido de bienestar en la ejecución de la obra, porque en vez de que les dieran trabajo les dejaban puras deudas”, acotó el funcionario.

En ese sentido, adelantó que Fonatur está fungiendo como enlace entre las empresas locales afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción e ICA para velar que las sunbcontrataciones beneficien a firmas de los municipios de Benito Juárez y Lázaro Cárdenas en la zona norte del estado, además de que los pagos por las obras subcontratadas sean en tiempo y forma, “porque habrá mucho trabajo, pero si los pagos no son oportunos, entonces ya no habrá bienestar en eso”.

Adelantó por último que la visita programada para el próximo martes por parte de López Obrador tiene como objetivo constatar las obras y dar por iniciada de manera formal la obra de los primeros cuatro tramos del tren.

[email protected]