En un año se sumaron al mercado laboral 576,591 personas, pero sin establecer un contrato de trabajo. Así, en el país hay 15 millones 300,544 personas en esta condición, cifra considerada la más alta en lo que va de la presenta administración, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del tercer trimestre del 2015.

Luego del anuncio de formalización de empleo que emprendió en su inicio el gobierno federal, entre el 2012 y 2013 se redujeron de manera importante los empleos sin contrato laboral, pues salieron de esta condición 294,713 personas; llegando a un registro de 14 millones 631,176. De tal manera que en los meses de julio a septiembre el empleo con contrato aumentó en 2.3%, respecto del mismo periodo del 2014, y los trabajadores que no lograron establecer un contrato por escrito fueron 3.7 por ciento. Sin embargo, en el 2014 y el 2015, ese proceso de disminución de empleos sin contrato de trabajo tomó fuerza y se sumaron 92,777 y 576,591 personas, respectivamente.

Hemos visto que el empleo se ha generado en los últimos dos años, lo importante es analizar qué tipo de empleo, su calidad, porque no sólo es el contrato de trabajo, sino que no tienen acceso a la seguridad social o tienen salarios muy bajos. A ello se debe sumar la informalidad , expresó María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México.

Por otra parte, las personas que sí obtuvieron un contrato lo hicieron de manera temporal y por tiempo indefinido.