El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de España, José Luis Ábalos, informó el viernes que el consorcio integrado por las empresas locales: Ingeniería y Economía del Transporte (Ineco), Renfe Operadora y la alemana DB Engineering & Consulting se adjudicaron los servicios de operador sombra del Tren Maya.

El monto del contrato es de 13.5 millones de euros, unos 332 millones de pesos, y tendrá una vigencia de tres años.

“El grupo que lidera Renfe e Ineco será el supervisor de la construcción, de las operaciones y del mantenimiento, y verificará la fabricación, entrega y puesta en servicio del material rodante”, detalló el ministro.

Al respecto, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, dijo que se trató de una adjudicación directa como lo establece la normatividad luego de que antes se realizó una licitación internacional bajo la modalidad de invitación, misma que se declaró desierta porque no se cumplieron los parámetros establecidos.

En octubre pasado se anunció ese fallo. Los dos finalistas fueron el consorcio ahora elegido, con una oferta económica de 522.9 millones de pesos, y el grupo competidor fue: Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya y AudingIntraesa, quienes ofrecieron el servicio por 233.3 millones de pesos.

“Fue una adjudicación muy transparente. Las empresas españolas tienen el respaldo de su ministerio de transportes y cuentan con amplia experiencia en el tema. La información que se genere por los servicios de operador sombra será compartida con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para los tramos que van a operar y con la empresa a la que se otorgue, en su momento y en proceso de licitación, los servicios de operación del resto de los tramos”, dijo el funcionario.

Por su parte, Ineco informó que, al adjudicarse el proyecto del Tren Maya, junto con Renfe, entran a formar parte de las empresas con servicios conocidos como operador en la sombra, cada vez más demandados por las autoridades de operación ferroviaria del mundo, y se posicionan de cara a otras oportunidades similares como la operación del Tren de Alta Velocidad de California o el operador sombra de Rail Báltica.

Los operadores del tren

Debido a los criterios establecidos por el fondo, ninguna de las tres empresas del consorcio ganador tendrá posibilidad de participar en la operación del Tren Maya, a pesar de la experiencia que tienen.

Ante ello, otras firmas españolas o francesas estarán en condiciones de participar. En el caso de México, en más de una ocasión ADO ha levantado la mano.

alejandro.delarosa@eleconomistaa.mx